Suscríbete

Papa: terroristas profanan el nombre de Dios

Mundo 25/03/2016 16:20 Reuters Roma Actualizada 17:11
Guardando favorito...

En su mensaje durante el Viacrucis en Roma, Francisco condenó "las expresiones de fundamentalismo y actos de terrorismo cometidos por los seguidores de algunas religiones"

Francisco, con una oración, hizo referencia al significado de la cruz que, en su opinión, es al mismo tiempo "símbolo del amor divino y de la injusticia humana, icono del supremo sacrificio del amor y del extremo egoísmo por necedad de muerte". Foto Reuters

Guardando favorito...

De este modo, identificó en la cruz de Cristo a quienes sufren penurias y a quienes les prestan auxilio, pero también a los "doctores de la muerte" que generan guerras, violencia y toda clase de problemas en el mundo. Foto EFE

Guardando favorito...

Recordó a los cristianos "asesinados, quemados vivos, degollados y decapitados por las bárbaras espadas y el silencio infame", así como al "rostro de los niños, de las mujeres y de las personas extenuadas y amedrentadas que huyen de las guerras". Foto Reuters

Guardando favorito...

También criticó a "los fundamentalismos y el terrorismo de los seguidores de cierta religión que profanan el nombre de Dios y lo utilizan para justificar su inaudita violencia". Foto AP

Guardando favorito...

La cruz pasó por las catorce estaciones que narran la Pasión de Cristo, de su calvario a la muerte crucificado y el sepulcro, y fue portada en manos de enfermos, ancianos, familias y numerosos inmigrantes, algunos de ellos procedentes de Ecuador, Paraguay, Bolivia o México. Foto Reuters

Guardando favorito...

El Viacrucis, como ya es tradición, tuvo lugar en el Coliseo romano, símbolo de la represión de los primeros cristianos, y este año estuvo envuelto en fuertes medidas de seguridad debido a la amenaza terrorista en el continente europeo. Foto Reuters

Guardando favorito...

Postrado en el suelo en señal de humildad y con las manos en el rostro, Francisco introdujo antes la ceremonia de la adoración a la Santa Cruz, ante miles de personas congregadas en la Basílica de San Pedro. Foto Reuters

Guardando favorito...

Así inició el principal oficio del Viernes Santo, en el cual se recordó la pasión y muerte de Cristo, y que concluyó con el beso a una gran cruz de madera por parte del Papa, de cardenales, obispos y colaboradores del Vaticano. Foto AP

Guardando favorito...

Jorge Mario Bergoglio siguió en silencio la ceremonia, enfundado en unas vestiduras color rojo intenso. Desde una silla, ubicada a uno de los costados del altar mayor, escuchó el sermón del predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa. Foto AP

Guardando favorito...

El papa Francisco condenó la "violencia sin precedentes" de los militantes islamistas, señalando en el servicio de Viernes Santo que los seguidores de religiones que llevaron adelante actos de fundamentalismo o terrorismo profanan el nombre de Dios.

El tradicional Viacrucis en Roma esta vez tuvo mayores medidas de seguridad que lo acostumbrado, pocos días después de los atentados en Bruselas que dejaron al menos 31 muertos.

Los refuerzos arribaron a la capital italiana desde otras ciudades, dijeron fuentes de seguridad.

En emotivas palabras al final de la procesión, Francisco condenó "las expresiones de fundamentalismo y actos de terrorismo cometidos por los seguidores de algunas religiones que profanan el nombre de Dios y que usan su santo nombre para justificar una violencia sin precedentes".

El jueves, el Papa dijo que los ataques fueron un "gesto de guerra, de destrucción, en una ciudad de Europa, de parte de gente que no quiere vivir en paz".

Los cristianos conmemoran en Viernes Santo la crucifixión de Cristo.

Francisco también se refirió a la decapitación de cristianos en Oriente Medio, y a aquellos que fueron obligados a abandonar sus hogares, y condenó a los políticos que inflaman el conflicto y a los "vendedores de armas que alimentan la hoguera de la guerra con la sangre inocente de nuestros hermanos y hermanas y alimentan a sus hijos con panes manchados con sangre".

Tras los ataques de Bruselas, Italia intensificó la seguridad en lo que el Gobierno calificó como "lugares sensibles". Militantes de Estado Islámico han emitido amenazas contra objetivos católicos en Roma.

 

ahd

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios