17 | NOV | 2019
2
A la izquierda el precandidato republicano, Marco Rubio (CRISTINA GARCÍA CASADO. EFE) y a la derecha el aspirante republicano, Ted Cruz (NICK OXFORD. REUTERS)

Batallan por alcanzar a Trump

29/02/2016
04:10
Agencias
Washington/ Atlanta
-A +A
Republicanos Rubio y Cruz publican declaraciones fiscales; retan al magnate a hacerlo; critican al empresario por negarse a condenar respaldo que le dio el Ku Klux Klan

Marco Rubio y Ted Cruz continuaron ayer sus ataques contra Donald Trump para intentar frenarlo antes de las primarias presidenciales del súper martes, en las que el empresario podría aumentar su ventaja de delegados en una disputa cada vez más intensa por la nominación republicana.

En su intento por ganarle terreno al magnate, Rubio y Cruz presentaron ayer sus declaraciones de impuestos. El primero hizo públicos cinco años de declaraciones fiscales, mientras que el segundo reveló cuatro ejercicios.

En un comunicado, Rubio dijo que sus pagos a las arcas públicas fueron equivalentes en porcentaje a la media de estadounidenses con niveles similares de ingresos. No obstante, tanto los documentos de Rubio y Cruz sólo muestran datos agregados, no en detalle de sus ingresos familiares, algo que ambos han dicho están dispuestos a hacer más adelante.

Rubio y su esposa, Jeanette, ingresaron 2.29 millones de dólares en cinco años y pagaron al fisco por esos ingresos 526 mil 92 dólares.

El grueso de los ingresos de Rubio tienen que ver con su salario de senador, de la Universidad Internacional de Florida, trabajos como representante legal y los ingresos por su libro: An American Son. En el caso de Cruz, sus ingresos y los de su esposa, Heidi, ejecutiva de Goldman Sachs, fueron de 5 millones de dólares entre 2011 y 2014, con unos pagos de impuestos de 1.5 millones, según la declaración.

Cruz dijo que es hora de que Trump deje su “excusas” y haga lo mismo. “Si está avergonzado por sus declaraciones de impuestos, es deber de los votantes evaluar esos hechos”, dijo.

El candidato presidencial republicano de 2012, Mitt Romney, dijo recientemente que las declaraciones de impuestos del magnate serán una “bomba” una vez se conozcan.

Sin embargo, Trump rechazó las peticiones de Rubio —a quien ayer se refirió en repetidas ocasiones como “el pequeño Marco”—, y de Cruz para que dé a conocer sus devoluciones fiscales, al aclarar que no puede hacerlo porque está siendo auditado por el Servicio Interno de Impuestos.

Y dijo que además él ya compartió sus detalles financieros personales en formas separadas de divulgación. “De todas maneras las devoluciones de impuestos no dicen mucho”, aseguró el multimillonario a la cadena CNN.

“Inelegible como presidente”. Rubio se mostró indignado ayer porque el magnate evitara condenar en una entrevista el apoyo de David Duke, un antiguo líder del Ku Klux Klan (KKK) a su campaña, algo que, a su juicio, lo hace “inelegible” como presidente.

“No podemos ser el partido que rechaza condenar a los supremacistas blancos y al Ku Klux Klan. Eso no sólo está mal, sino que lo hace [a Trump] inelegible”, dijo Rubio ante dos mil personas en un mitin en la Universidad Patrick Henry de Purcellville, Virginia. Rubio se sumó así a las voces que criticaron que Trump evitara condenar el apoyo a su campaña de Duke, después de que el periodista de CNN Jake Tupper le preguntara, en el programa State of the Union, hasta en tres ocasiones si rechazaba ese respaldo. En la entrevista con CNN, Trump argumentó no saber sobre David Duke ni sobre los supremacistas blancos.

El senador Marco Rubio rechazó en su mitin que Trump no sepa qué es el Ku Klux Klan y recordó un comunicado que hizo el magnate en el año 2000, cuando se alejó de la idea de competir por la presidencia estadounidense con el Partido de la Reforma por tener en sus filas a Duke.

Rubio también dijo: “El jueves en el debate [republicano] decidí que había llegado el momento de desenmascarar a Trump, quería hablar de ideas, pero ahora hay que desenmascarar a este estafador de primera fila. Nosotros vamos a unificar el partido y a hacerlo más grande”.

El senador Ted Cruz de Texas también se lanzó contra el millonario y dijo que los comentarios de Trump son “realmente tristes”. “Uno es mejor que eso”, escribió. “Todos deberíamos estar de acuerdo en que el racismo está mal y que el KKK es aberrante”.

El magnate encabeza las encuestas con miras a obtener la candidatura presidencial por el Partido Republicano para los comicios de noviembre.

Le sigue con 13 puntos de diferencia Ted Cruz (20%) y Marco Rubio (16%), según la media de las encuestas de RealClearPolitics. El magnate se ha impuesto en tres de las cuatro primarias celebradas y mañana, cuando se realizan 12 en un día, Trump podría dejar claro que es el favorito para hacerse con la nominación republicana.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios