18 | NOV | 2019
(Foto: AP)

EI fabrica bombas con material de empresas de 20 países

25/02/2016
11:11
Notimex
Londres
-A +A
Reporte de la ONG Conflict Armament Research, con sede en Londres, revela que 51 empresas de 20 países produjeron o vendieron más de los 700 componentes utilizados por el grupo yihadista

El yihadista Estado Islámico (EI) compra componentes para fabricar armas y artefactos explosivos a empresas de unos 20 países, entre ellos Turquía, Irak y Estados Unidos, según un informe de la organización británica Conflict Armament Research.

El grupo extremista adquiere gran parte del material de Turquía y de Irak debido a su cercanía geográfica, aunque también de Estados Unidos, China, Japón, India, Rusia, Rumania, Holanda, Suiza, Austria, República Checa y Brasil, de acuerdo con el estudio de ese grupo de investigación de armas.

“La cercanía geográfica es el principal motivo por el que las mercancías que se venden en Irak y Turquía aparecen en la cadena de suministro de componentes que el EI utiliza para fabricar artefactos explosivos”, señaló.

El reporte de la organización no gubernamental Conflict Armament Research, con sede en Londres, revela que 51 empresas de 20 países produjeron o vendieron más de los 700 componentes utilizados por el grupo yihadista para fabricar artefactos explosivos caseros.

Destacó que las empresas fabricantes pueden desconocer el destino final del material debido a que la cadena de suministro es muy larga.

Los autores del informe analizaron la procedencia de más de 700 componentes encontrados en talleres de fabricación de explosivos y bombas sin detonar del EI.

El nitrato de amonio es el más utilizado de los componentes comprados a compañías turcas e iraquíes, mientras que el teléfono Nokia 105 es el que se utiliza más a menudo por el EI para detonar bombas a distancia, de acuerdo con el estudio.

El reporte, elaborado durante 20 meses, muestra que un total de 13 empresas turcas participan en la cadena de suministro, siendo así el país con más representación en la lista, seguido de India, con siete.

El director ejecutivo de Conflict Armament Research, James Bevan, denunció que la venta de estas partes baratas y fácilmente obtenibles, algunas de las cuales no están sujetas a licencias de exportación gubernamentales, está menos vigilada y regulada que la transferencia de armas.

Destacó que el grupo yihadista es capaz de conseguir algunos de los componentes en menos de un mes. “Las compañías deberían tener sistemas que establecieran a dónde fueron los bienes, lo que serviría de disuasión”, concluyó Bevan.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios