Suscríbete

Alemania va por mano dura contra migrantes

Angela Merkel propone leyes más estrictas tras ataques a mujeres; tensión en Colonia por marchas de rechazo y a favor de refugiados

Un camión de la policía alemana repliega con chorros de agua, en Colonia, a manifestantes del movimiento ultraderechista y antiislámico Pegida (ROLAND WEIHRAUCH. EFE)
Mundo 10/01/2016 01:21 Agencias Actualizada 01:22
Guardando favorito...

Colonia.— Activistas de los derechos de las mujeres, manifestantes de extrema derecha y contramanifestantes de izquierda salieron el sábado a las calles de Colonia para expresar sus opiniones en el debate nacional que se desató luego de una serie de robos y agresiones sexuales registradas en la ciudad la víspera de Año Nuevo, de los que se culpa principalmente a extranjeros.

En medio de la acrecentada presión pública, el partido de la canciller Angela Merkel propuso leyes más estrictas que regulen a quienes solicitan asilo a Alemania, que en 2015 recibió a casi 1.1 millones de migrantes. La policía dijo que alrededor de mil 700 manifestantes del movimiento anti-islam Pegida fueron mantenidos alejados de unos mil 300 contramanifestantes en protestas simultáneas fuera de la principal estación de trenes de la ciudad.

Los miembros de Pegida (Patriotas europeos contra la islamización de Occidente) portaban pancartas con lemas como “los refugiados-violadores no son bienvenidos” e “¿Integrar a la barbarie?”, mientras que los contramanifestantes enarbolaban mensajes como “los refugiados son bienvenidos”.

La policía aún investiga los detalles de las agresiones en la víspera de Año Nuevo y los responsables. Los atacantes estaban entre alrededor de mil hombres que estaban reunidos en la estación central de trenes de Colonia, algunos de los cuales se dividieron en pequeños grupos y rodearon a mujeres, para toquetearlas o robar sus carteras, celulares y otras pertenencias, de acuerdo con las autoridades y versiones de testigos.

La policía de Colonia informó que se han presentado ya 379 denuncias por presuntos delitos cometidos ante la estación central de esa ciudad alemana en Nochevieja y que alrededor de 40% de ellas son por agresiones sexuales. También hay dos por violación. Las denuncias de ataques a mujeres cometidos por grupos descritos por la policía como de mayoría árabe o magrebí provocaron peticiones para controles más estrictos en el país. “Si la gente actúa fuera de la ley... naturalmente habrá consecuencias”, dijo Merkel.

“Lo que sucedió en Nochevieja son actos criminales repugnantes que exigen también una respuesta rotunda”, declaró la canciller tras la reunión de la cúpula de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en Maguncia. Las modificaciones legislativas son “en interés de los ciudadanos, pero también en interés de la mayor parte de los refugiados”, aseguró.

De los 31 sospechosos detenidos tras los ataques de Año Nuevo, 18 eran solicitantes de asilo, pero también había dos alemanes y un estadounidense. Ninguno fue acusado de agresión sexual y la investigación continúa.

El jefe de policía de Colonia fue destituido el viernes por errores en la forma como manejó la situación, como la demora en la difusión de información. Líderes de la CDU acordaron una propuesta para reforzar la capacidad de la policía para realizar controles de documentos de identidad y evitar además que se pueda conceder asilo a los extranjeros que han sido sentenciados y condenados por delitos, aunque sea con libertad condicional, apuntó la prensa local. “Los reincidentes que, por ejemplo, vuelven a robar o a insultar mujeres deben saber que caerá sobre ellos el peso de la ley”, dijo la canciller.

Merkel espera poder alcanzar un rápido acuerdo sobre las modificaciones del derecho de asilo con su socio el Partido Socialdemócrata (SPD). La CDU también propone reducir los límites para poder llevar a cabo deportaciones de delincuentes extranjeros. Hasta ahora no se puede expulsar a un extranjero de Alemania si es condenado a una pena inferior a tres años.

Líderes conservadores de los países del centro y este europeo pidieron a los líderes del continente que se busque sellar las fronteras, luego que un millón de migrantes han entrado durante 2015. Robert Fico, primer ministro de Eslovaquia y su homólogo de la República Checa, Bohuslav Sobotka, demandaron una cumbre extraordinaria de la Unión Europea (UE) la próxima semana para discutir los informes de ataques sexuales cometidos por migrantes.

Temas Relacionados
Alemania
Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos