23 | MAR | 2019
El premier británico David Cameron, durante su participación en la cumbre de líderes europeos que se realizó ayer en Bruselas (YVES HERMAN. REUTERS)

UE arranca diálogos para evitar salida británica

18/12/2015
01:49
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas.
-A +A
Cameron advierte que quiere ver "progreso real" en sus condiciones. Consejo Europeo presentará una propuesta antes del 18 de febrero

En su última cumbre del año, los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea dieron inicio a las negociaciones para definir el nuevo marco de relaciones entre Reino Unido y el bloque.

El proceso deberá crear las condiciones para que el premier británico David Cameron se incline a favor de la campaña por la permanencia de Gran Bretaña en un referéndum previsto a más tardar en 2017, en el que los británicos deberán decidir si continúan o abandonan la UE.

En esta primera ronda de conversaciones al más alto nivel, el inquilino del 10 de Downing Street reiteró las reformas en materia de gobernabilidad económica, competitividad, soberanía e inmigración, que deberán tener lugar para que su país continúe en la Unión.

“Quiero ver progreso real en las cuatro áreas”, sostuvo Cameron tras mostrar confianza de que obtendrá un buen acuerdo.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, señaló que presentará una propuesta de acuerdo antes de la cumbre europea del 18 y 19 de febrero. Adelantó que será un texto justo para ambas partes, aunque subrayó que deberá respetar ciertas líneas rojas, como es la libre circulación de personas.

Cameron demanda eximir a su país de una mayor integración europea, más peso para los parlamentos nacionales, mayor protección para Gran Bretaña ante el mercado único europeo y robustecer la competitividad reduciendo la burocracia.

También quiere que los inmigrantes comunitarios residan al menos cuatro años y paguen impuestos durante ese tiempo antes de poder acceder a ayudas estatales.

La Comisión Europea es consciente de que necesita darle elementos a Cameron para que defienda el voto de la permanencia; no obstante, reconoce que las demandas presentadas son “extremadamente problemáticas”.

La canciller alemana Angela Merkel, también considera que “será muy complicado” llegar a un acuerdo.

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, dijo la semana pasada que el proceso hacia el referéndum podría crear un ambiente de incertidumbre económica.

En el pasado, el presidente estadounidense Barack Obama ha defendido la membresía británica asegurando que ésta fortalece la unión trasatlántica. Para la Casa Blanca la salida del Reino Unido tendría consecuencias no sólo económicas, sino diplomáticas. Londres siempre ha facilitado la comunicación entre Washington y Bruselas, ademán siempre se ha inclinado del lado estadounidense cuando hay discrepancia con la UE sobre asuntos internacionales, como fue la guerra en Irak.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios