Nueva Orleans removerá monumentos confederados

El alcalde Mitch Landrieu hizo la primera propuesta de quitar los monumentos luego de la masacre en la iglesia de una comunidad afroamericana en Charleston
La votación permitirá a la ciudad quitar cuatro monumentos, incluida una imponente estatua del general Robert E. Lee de 131 años (Foto: AP)
17/12/2015
22:37
AP
Nueva Orleans, Louisiana
-A +A

El Concejo de la ciudad de Nueva Orleans aprobó el jueves por votación quitar importantes monumentos confederados que se encuentran en algunas de sus calles más concurridas, una acción que busca romper con el pasado confederado de la entidad.

La votación 6-1 de los concejales permitirá a la ciudad quitar cuatro monumentos, incluida una imponente estatua del general Robert E. Lee que ha permanecido en el centro de una rotonda durante 131 años.

La decisión de quitar los monumentos dedicados a quienes se opusieron a la erradicación de la esclavitud se tomó tras meses de apasionado debate. Ahora, la ciudad enfrenta posibles demandas en busca de mantenerlos en su lugar.

El alcalde Mitch Landrieu hizo la primera propuesta de quitar los monumentos luego de que la policía dijo que un supremacista blanco mató a nueve feligreses en el interior de la iglesia afroestadounidense Emanuel AME en Charleston, South Carolina, en junio.

El movimiento contra los símbolos de la Confederación creció desde entonces en todo el país, junto con las protestas en contra del maltrato de la policía, personalizado por el movimiento Black Lives Matter (Las vidas de negros son valiosas) en contra de la violencia hacia las personas de raza negra.

Antes de la votación del jueves, el alcalde Mitch Landrieu dijo al concejo y a los residentes tanto a favor como en contra de la propuesta que para que Nueva Orleans avance, "debemos considerar nuestro pasado".

Landrieu dijo que los monumentos refuerzan la ideología confederada de la esclavitud, limita el progreso de la ciudad y la divide. Utilizó la famosa cita del presidente Abraham Lincoln: "Una casa dividida contra sí misma no puede mantenerse en pie".

La reunión fue animada y a veces desordenada.

El reverendo Shawn Anglim, un pastor metodista, está entre los clérigos que se han pronunciado a favor de retirar los monumentos. Anglim dijo a los reunidos el jueves: "Hagan lo correcto. Háganlo por nuestros hijos y los hijos de sus hijos".

El activista Malcolm Suber llamó a los monumentos "productos de la época de Jim Crow, una época cuando los negros eran cazados y perseguidos". Otros dijeron que quieren que el Concejo vaya más allá y cambie los nombres de las calles asociados con la "supremacía blanca".

El más imponente de los monumentos que el Concejo aprobó retirar del paisaje urbano tiene una posición dominante sobre la avenida St. Charles desde 1884: Una estatua de bronce de casi cinco metros (16 pies) de altura de Lee sobre una columna de mármol de unos 18 metros (60 pies), que a su vez se eleva sobre losas de granito en un montículo de tierra. Cuatro juegos de escaleras de piedra, alineados con los cuatro puntos cardinales, ascienden el montículo.

 

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal