Líderes de UE definirían situación fronteriza antes de junio

En reunión para abordar la crisis de refugiados, señalan que ahora lo más importante es aplicar todas las medidas aprobadas hasta ahora para hacer frente a llegada de personas a Europa.

Mundo 17/12/2015 17:01 EFE Bruselas Actualizada 17:01

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) se comprometieron hoy a llegar a un acuerdo en el Consejo sobre la creación de un cuerpo europeo de guardias fronterizos antes de finales de junio, indicaron fuentes comunitarias.

Los líderes europeos recibieron hoy de manera "más positiva de lo esperado" la propuesta de la Comisión Europea (CE) para crear esta nueva agencia que sustituiría a la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex), indicaron otras fuentes europeas.

Algunas delegaciones expresaron, no obstante, sus dudas acerca de las cuestiones de soberanía que plantea esta medida, según la cual el Ejecutivo comunitario podría llegar a decidir el envío de guardias comunitarios a las fronteras mal protegidas de países que no puedan o no quieran solicitar ayuda europea aunque haya deficiencias persistentes en el control de sus limites externos.

Según la legislación actual, la defensa de los límites exteriores de la UE es competencia exclusiva de las autoridades nacionales.

El Ejecutivo comunitario quiere así acabar con la situación que han provocado las reticencias de Italia y sobre todo de Grecia a solicitar ayuda comunitaria para hacer frente a la llegada de inmigrantes y refugiados, unos 1,2 millones de personas desde enero.

Fuentes comunitarias precisaron que la discusión que han mantenido hoy los Veintiocho no ha sido en profundidad puesto que los países han recibido la propuesta legislativa.

Dijeron también que las posibles preocupaciones sobre la cesión de soberanía nacional se abordarán durante la tramitación de la medida y no a nivel de jefes de Estado y de Gobierno.

La CE propone que el nuevo cuerpo europeo de guardias de fronteras esté dotado con una reserva de al menos 1.500 efectivos de los Estados miembros, que deberán estar disponibles en cada país para intervenir en un plazo de tres días.

Los líderes dedicaron hoy unas tres horas a tratar la crisis de refugiados, e hicieron especial hincapié en que lo más importante es aplicar todas las medidas aprobadas hasta ahora para hacer frente a llegada de personas a Europa.

Subrayaron que todos los recién llegados a territorio comunitario deben ser identificados, registrados, y sus huellas dactilares tomadas, y que deben adoptarse medidas para abordar la situación cuando se nieguen a ser registrados y evitar que se desplacen a otros Estados miembros.

También hicieron hincapié en términos más generales en el refuerzo de los controles en las fronteras exteriores de Schengen, incluidos cotejos de identidad con las bases de datos, así como en que deben llevarse a la práctica los compromisos para reubicar refugiados desde Grecia e Italia hacia otros países de la UE.

Los líderes dedicaron parte de la discusión a Turquía, tras el pacto con el país para que contenga la crisis de refugiados.

Once Estados miembros mantuvieron un encuentro previo a la cumbre para tratar en particular la propuesta de la CE de crear un mecanismo voluntario para el traslado de refugiados desde este país hasta la Unión, siempre que Ankara -que también participó en la reunión- cumpla con sus compromisos y se constate una rebaja sustancial de la inmigración irregular hacia Europa.

Algunos países solicitaron incluir en las conclusiones del encuentro un compromiso de que los embajadores de los Veintiocho aclararán lo antes posible de dónde procederán exactamente los 3.000 millones de euros comprometidos para los refugiados sirios en Turquía.

La CE había propuesto que 500 millones procediesen de las arcas comunitarias y el resto de contribuciones bilaterales de los países, pero los Estados miembros se mostraron a favor de que el montante procedente del presupuesto comunitario sea al menos de 1.000 millones.

 

ahd

Comentarios