FARC presenta propuesta de cese al fuego y entrega de armas

La guerrilla menciona que el alto al fuego debe ofrecer “a las víctimas del conflicto y a la sociedad colombiana garantías de no repetición"
15/12/2015
11:29
Notimex
Bogotá
-A +A

Las guerrillas de las FARC presentaron varias propuestas para garantizar el cese al fuego y hostilidades, así como dejar las armas en el marco del Acuerdo General de Paz, que se negocia desde noviembre de 2012 en La Habana, Cuba.

El bilateral cese al fuego y de hostilidades se debe concebir como un “proceso que conduce a la terminación definitiva de la confrontación armada y al ofrecimiento de garantías de no repetición”, dijo el grupo rebelde a través de su página web.

Explicó que este paso tiene el propósito principal de “generar por las partes las condiciones para la terminación definitiva de la confrontación armada”.

El alto al fuego debe ofrecer “a las víctimas del conflicto y a la sociedad colombiana garantías de no repetición. El proceso se diseñará en dos etapas”.

Para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la primera fase se diseñará como “un cese bilateral de fuegos y hostilidades, con la cual se sentarán las bases para transitar a la segunda, que será el cese al fuego y hostilidades bilateral y definitivo”.

La declaratoria del cese bilateral de fuegos y hostilidades “parte de la existencia actual, de hecho, de un cese al fuego bilateral en todo el territorio nacional”, señaló.

Refirió que la formalización “se hará mediante la invitación de las partes a la ONU (Naciones Unidas) y la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), para que junto con la veeduría social, que ha venido cumpliendo esta misión, asuman el monitoreo y la verificación del mismo”.

El gobierno y las FARC conformarán un mecanismo de monitoreo y verificación cuyo objetivo principal será administrar los distintos factores que puedan poner en riesgo el cese al fuego y de hostilidades.

El acuerdo garantizará la “dejación social de las armas como fundamento de la desmilitarización de la sociedad, la reconciliación y la construcción de la paz”.

“La dejación social de las armas es condición necesaria e indispensable al mismo tiempo para la desmilitarización de la sociedad, la reconciliación y la construcción de la paz estable y duradera”, subrayó.

La entrega de las armas “tendrá como sustento un acuerdo político nacional que deberá comprometer expresamente y de manera especial, mediante declaración pública, al Gobierno Nacional y demás poderes públicos, a los partidos políticos y a los gremios económicos y empresariales”, puntualizó.

Las FARC enfatizaron que “la dejación de las armas es un proceso y una acción bilateral que compromete de manera especial a las partes, a los aparatos armados legales del Estado, así como a la fuerza militar guerrillera”.

El compromiso del Estado en este asunto de dejar las armas, se define “en el sentido de propiciar la desmilitarización de la vida nacional y de la decisión política y del proceso conducente a dejar de hacer uso de las armas para enfrentar todo aquello que sea considerado como amenaza política y social reivindicativa, opositora o alternativa contra el orden social vigente”.

Las FARC reiteraron “la voluntad y la decisión política de desistir del uso de las armas y dejarlas en forma real y material, para buscar la toma del poder y la construcción de poder social para el bienestar y el buen vivir de la población”.

 

ahd

Mantente al día con el boletín de El Universal