21 | JUL | 2019
1
El papa Francisco, luego de abrir ayer la Puerta Santa de la catedral de Roma San Juan de Letrán (STEFANO RELLANDINI. AP)

Llaman a concretar el acuerdo por el clima

14/12/2015
01:50
Agencias
París
-A +A
Mandatarios advierten que la parte más dura del trabajo está por venir; el Papa pide prestar especial atención a los más vulnerables

Mandatarios de todo el mundo celebraron ayer el histórico acuerdo adoptado el sábado en París para luchar contra el cambio climático, pero recordaron que la parte más dura del trabajo empieza ahora. Científicos, ONG y asociaciones de todos los territorios analizaron también, entre la satisfacción y la prudencia, las consecuencias de un consenso que abre un camino hacia economías libres de emisiones aún por recorrer.

Seis años después del fracaso de Copenhague, 195 países lograron ponerse de acuerdo en la conferencia del clima de París (COP21) para detener el alza de la temperatura del planeta “muy por debajo de los dos grados centígrados” y ayudar económicamente a las naciones más vulnerables al calentamiento global.

El papa Francisco se congratuló el domingo del acuerdo, llamando no obstante a prestar especial atención “a los más vulnerables”.

La aplicación del acuerdo alcanzado, que “muchos califican de histórico”, “exigirá un compromiso unánime y una generosa implicación por parte de cada uno”, dijo Francisco en la tradicional plegaria del Ángelus, en el Vaticano.

El portavoz de Equo en el Parlamento Europeo, Florent Marcellesi, aseguró que el éxito del pacto, que consideró “insuficiente”, dependerá ahora de “cómo se interprete y se ponga en práctica en cada país y de la movilización social y política para exigir que se cumpla en el sentido correcto”.

El acuerdo está revestido de un complejo envoltorio legal que hace que sea legalmente vinculante en su conjunto, pero no en buena parte de su desarrollo, ni en los objetivos nacionales de reducción de emisiones. Su fuerza reside en el mecanismo con el que periódicamente se revisarán los compromisos de cada país, que sí es jurídicamente vinculante, y coloca una alta presión internacional sobre los países para que hagan los esfuerzos necesarios. Aunque su efectividad está aún por ser demostrada.

Republicanos advierten. En Estados Unidos, uno de los dos países más contaminantes del mundo, los medios aplaudieron el liderazgo del presidente Barack Obama para lograr el acuerdo, pero recordaron que el pacto podría diluirse si un republicano gana en la Casa Blanca en 2017.

El líder del Partido Republicano en el Senado de EU, Mitch McConnell, advirtió ayer que el acuerdo sobre el clima sellado en la cumbre internacional de París “es susceptible de quedar destrozado en 13 meses”.

“Obama está haciendo promesas que no puede cumplir, escribiendo cheques que no puede pagar y pasando por encima de la clase media para tomar crédito por un ‘acuerdo’ que es susceptible de quedar destrozado en 13 meses”, dijo McConnell, argumentando que las propuestas afectarían puestos de trabajo y la economía.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios