25 | MAR | 2019
Niños de la organización activista AVAAZ NGO sostienen pancartas con el lema“adiós, fósiles combustibles”, durante una manifestación afuera de la sede de la cumbre contra el cambio climático, COP21, en París (JACKY NAEGELEN. REUTERS)

Van republicanos contra pacto de clima

12/12/2015
01:50
Agencias
Washington/París.
-A +A
Aprueban ley para impedir limitaciones de gases contaminantes; delegados de 190 países intentan alcanzar hoy un acuerdo en París

Mientras los negociadores en París se esforzaban por llegar a un acuerdo global para combatir el calentamiento global, la Cámara de Representantes de Estados Unidos, bajo control de los republicanos, aprobó el viernes un proyecto de ley que impediría incluir cláusulas sobre emisiones de gases de invernadero en los acuerdos comerciales.

Los partidarios de la medida dijeron que ésta reforzaría la aplicación de los acuerdos comerciales y ayudaría a impedir el ingreso de productos falsificados al país. El proyecto, aprobado por 256 votos contra 168, contó con el apoyo de 24 demócratas. La iniciativa también impediría que los acuerdos comerciales incluyan reclamos de cambios a las leyes migratorias. El proyecto pasa ahora al Senado, donde se prevé una votación la próxima semana.

Los opositores, en su mayoría demócratas, dijeron que el proyecto transmite un mensaje equivocado en momentos en los que diplomáticos de más de 190 naciones, incluido Estados Unidos, reunidos en París, tratan de llegar a un acuerdo para reducir las emisiones de carbón que provocan la elevación de los niveles del mar y fenómenos climáticos extremos.

El representante demócrata Sander Levin dijo que la cláusula sobre clima fue insertada por republicanos que se oponen a tomar medidas frente al cambio climático. Muchos republicanos niegan que el calentamiento global sea resultado de actividades humanas. “El Partido Republicano de Estados Unidos podría ser el único partido político del mundo que niega el cambio climático”, dijo Levin.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, pidió ayer a los gobiernos del mundo dejar de lado las perspectivas nacionales y enfocarse en la visión global para cerrar el acuerdo de la 21 Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21), en una declaración junto al presidente de la conferencia y canciller francés, Laurent Fabius.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, señaló que está “esperanzado” en que las diferencias que han impedido llegar a un consenso se disipen en las últimas horas de negociación para sellar un acuerdo este sábado. Entrada la noche del viernes, el optimismo parecía crecer. “Casi llegamos [a un acuerdo]. Ha habido tremendos avances en las últimas horas. Estamos muy cerca”, afirmó Khaled Fahmy, ministro de Medio Ambiente de Egipto y presidente de un bloque de países africanos.

Fabius dijo que un pacto global está al alcance de la mano, aunque se debían hacer concesiones políticas difíciles para sortear algunos escollos. Fabius esperaba poder presentar un acuerdo final esta mañana, un día después de lo planeado, que podría ser adoptado por consenso entre los casi 200 países que están negociando en la capital francesa.

Los puntos en conflicto son sobre dinero, específicamente respecto a cómo estructurar cientos de miles de millones de dólares en financiamiento de naciones ricas hacia países pobres para ayudarlos a adaptarse al cambio climático. “Evidentemente nadie va a lograr 100% de lo que pide”, dijo Fabius.

El acuerdo climático que limitará las emisiones de los gases de efecto invernadero con el fin de poner freno al calentamiento global reemplazará el Protocolo de Kyoto, que expira en 2020.

Sin embargo, científicos dijeron que un acuerdo para reducir el cambio climático no propone recortes lo suficientemente profundos de las emisiones de dióxido de carbono para limitar el calentamiento global a una meta de bastante menos de 2 grados Celsius. En tanto, Arabia Saudita dijo que iba a rechazar que el borrador pidiera que el alza en las temperaturas globales se limitase a los 2 grados Celsius por sobre niveles pre industriales porque teme que eso pueda poner en riesgo su producción petrolera.

Los ambientalistas consideraron muy prometedor que Brasil se uniera a una alianza informal de países que defienden un acuerdo climático ambicioso, a la que pertenecen EU, la Unión Europea y países del Pacífico, el Caribe, África y Latinoamérica. La coalición abarca a unos 100 Estados. Christoph Bals, de la organización Germanwatch, dijo que es un indicio de que los países emergentes y los industrializados están acercando posiciones. “Se perfila un escenario en el que Brasil, Sudáfrica y México podrían jugar un papel importante como puentes para este acuerdo”, dijo.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios