20 | MAR | 2019
(Foto: AP)

El Papa celebra a la Virgen de Guadalupe en Vaticano

12/12/2015
12:29
Notimex
Ciudad del Vaticano
-A +A
En la fiesta litúrgica de la virgen mexicana, el sumo pontífice decidió rendirle homenaje en el templo vaticano por segundo año consecutivo

El papa Francisco honró hoy a Nuestra Señora de Guadalupe durante la misa especial que celebró en la Basílica de San Pedro y en la cual encomendó a la virgen los sufrimientos y las alegrías de los pueblos del Continente Americano.

En la fiesta litúrgica de la virgen mexicana, el sumo pontífice decidió rendirle homenaje en el templo vaticano por segundo año consecutivo. Junto al altar mayor de la basílica fue colocada una copia de la imagen custodiada en el santuario de la Ciudad de México.

Unos 500 sacerdotes concelebraron con Jorge Mario Bergoglio y aunque había sido anunciada la presencia de cuatro cardenales “concelebrantes principales”, sólo dos de ellos asistieron. El arzobispo de la capital mexicana, Norberto Rivera Carrera, fue uno de los ausentes.

En contraparte, estuvieron presentes el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre; el secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Eugenio Lira Rugarcía; y el obispo de Ecatepec, Oscar Roberto Domínguez Couttolenc.

Buena parte de la misa se rezó en español, aunque hubo lecturas en portugués, francés, inglés y quechua, la lengua indígena suramericana.

“A María santísima le encomendamos los sufrimientos y las alegrías de los pueblos de todo el continente americano, que la aman como madre y reconocen como ‘patrona’, bajo el título entrañable de Nuestra Señora de Guadalupe”, dijo el Papa en su sermón.

“Que la dulzura de su mirada nos acompañe en este Año Santo, para que todos podamos redescubrir la alegría de la ternura de Dios. A Ella le pedimos que este año jubilar sea una siembra de amor misericordioso en el corazón de las personas, las familias y las naciones”, agregó.

Pidió que todos se conviertan en misericordiosos y deseó que las comunidades cristianas sepan ser oasis y fuentes de misericordia, testigos de una caridad que no admite exclusiones.

“A Ella le suplico que guíe los pasos de su pueblo americano, pueblo peregrino que busca a la madre de misericordia, y le pide que le muestre a su hijo Jesús”, insistió.

Al momento de las intenciones de los fieles se rezó por el Papa, por todos los obispos del Continente Americano y por todos los pastores de la Iglesia, “para que sean apóstoles de la misericordia y mensajeros del perdón y de la reconciliación entre los pueblos”.

También se pidió por los que sufren, especialmente por aquellos americanos que “cargan con heridas profundas en el cuerpo o en el alma”, para que “Dios les dé consuelo y esperanza, fraterna solidaridad”.

Siguió una petición por la unidad de los matrimonios y las familias, “para que se entreguen a la gracia y a la misericordia de Dios”, y siendo “células vivas y difusivas de una cultura del encuentro en nuestras naciones americanas”.

“Oremos por los gobernantes, para que sean respetuosos del a vida y de la libertad religiosa, promuevan la inclusión social y la equidad, y busquen el bien común de sus pueblos”, se recitó en otro momento. 

 

ahd

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios