Rusia impone a Turquía más sanciones

Restringe actividades económicas, suspende vuelos charter y prohíbe contratar a turcos

Mundo 29/11/2015 02:02 Agencias Moscú Actualizada 02:03
Guardando favorito...

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó ayer un decreto que impone sanciones económicas contra Turquía, subrayando la profundidad de la ira del Kremlin contra Ankara cuatro días después del derribo de un caza ruso por parte de la fuerza aérea turca cerca de la frontera con Siria.

El decreto, que entró en vigor de forma inmediata, anunció que los vuelos charter desde Rusia hacia Turquía serán prohibidos, que las empresas turísticas serán instruidas para que dejen de ofrecer vacaciones allí y que se frenarán importaciones turcas no especificadas.

Asimismo, las actividades económicas de firmas y ciudadanos turcos en Rusia serán detenidas o restringidas.

Las compañías rusas tendrán prohibido contratar personal turco a partir del 1 de enero de 2016. A las restricciones de importación se sumará un refuerzo de los controles fronterizos. Los camiones y las embarcaciones turcas serán sometidas a mayores operativos de vigilancia por lo que Rusia alega son motivos de seguridad.

“Las circunstancias no tienen precedentes. El guante lanzado a Rusia no tiene precedentes. Así que, naturalmente, la reacción está en línea con esta amenaza”, dijo Dmitry Peskov, portavoz de Putin, horas después de la publicación del decreto. Rusia ya había anunciado el viernes que reincorporaría el visado obligatorio para ciudadanos turcos a partir del 1 de enero.

Un alto funcionario turco señaló a Reuters que las sanciones solo empeorarán el pulso entre Moscú y Ankara.

No obstante, asesores de Putin dijeron que el líder ruso está molesto por la negativa de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, a disculparse por el incidente del 24 de noviembre, en el que murió un piloto ruso y un marine que intentó rescatar a la tripulación del caza SU-24 derribado.

Erdogan aseguró que no pedirá perdón por derribar el caza, ya que Ankara tiene todo el derecho a defender su espacio aéreo, aunque ayer pareció suavizar el tono, diciendo que su país estaba “realmente entristecido” por el incidente y que deseaba que no hubiera ocurrido. “Espero que no vuelva a suceder nada parecido”, insistió.

 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios