Crisis de refugiados costará a Alemania 22 mmde

Informe de expertos en economía señala las ventajas y desventajas del arribo de migrantes a ese país

Mundo 11/11/2015 04:15 EFE Berlín Actualizada 04:16
Guardando favorito...

La acogida de los cientos de miles de refugiados que llegan a Alemania costará a las arcas públicas hasta 22 mil 600 millones de euros entre este año y el que viene, informó el Consejo Asesor de Economistas del gobierno alemán.

Ésta es una de las principales conclusiones a las que llega informe anual de los denominados "cinco sabios", que considera que la mayor economía europea puede asumir esta carga extraordinaria gracias a su saneada situación presupuestaria.

Pese a la "gran incertidumbre" que rodea a la masiva llegada de peticionarios de asilo, estos cinco consagrados economistas consideran que el gasto público agregado de las administraciones alemanas para afrontar este reto supondrá entre 5 mil 900 y 8 mil 300 millones de euros este año y entre 9 mil y 14 mil 300 millones en 2016.

No obstante, el documento asegura que "dada la buena situación de las finanzas públicas estos costes son asumibles", haciendo referencia al superávit de que disfrutan las finanzas públicas del Estado alemán.

A nivel laboral, las consecuencias futuras de los flujos migratorios son más difíciles de establecer, según el consejo asesor, que considera que los efectos serán, en todo caso, "moderados a medio plazo".

Así, estima que la llegada de refugiados puede tener un "efecto positivo" en la población laboral y lograr que se empleen entre 250 mil y 500 mil asilados hasta 2020.

Sin embargo, el desempleo también avanzará por este motivo y para 2020 los "cinco sabios" estiman que entre 300 mil y 350 mil refugiados estarán registrados como parados.

El informe anual aboga por la "integración laboral" de los llegados como uno de los "aspectos más importantes" de la incorporación a la sociedad alemana de los asilados.

Para mejorar su empleabilidad, el consejo asesor propone que, desde el primer momento, los asilados que busquen empleo sean reconocidos como parados de larga duración, con lo que en la práctica las empresas quedarían exentas de pagarles el salario mínimo.

"El salario mínimo supondría una altar barrera de entrada (en el mercado laboral) para muchos refugiados", argumenta el documento.

Se prevé que este año lleguen a Alemania en torno a un millón de refugiados, procedentes principalmente de Siria, Afganistán, Irak, Eritrea y los países de los Balcanes Occidentales.

jlc

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios