23 | MAR | 2019
Afganos corren tras el ataque con explosivos de un suicida frente a un banco donde cobran sus salarios empleados del gobierno en la ciudad de Jalalabad.

El Estado Islámico lleva el terror a Afganistán

19/04/2015
03:29
-A +A
Grupo yihadista se atribuye un atentado que causa 35 muertos; el presidente afgano Ashraf Ghani pide al talibán unirse contra esta nueva amenaza

Kabul.— La milicia terrorista del Estado Islámico (EI) se atribuyó por primera vez un atentado en Afganistán: un terrorista suicida mató ayer en Jalalabad al a menos 35 personas y causó heridas a 115.

“El ataque fue ejecutado por Abu Mohammed, un hombre nuestro, y estuvo dirigido contra empleados del gobierno”, declaró un comandante de la rama paquistaní del grupo yihadista.

Se trata del peor atentado perpetrado en Afganistán desde el fin de la misión militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en ese país, a finales de diciembre pasado.

También el presidente afgano Ashraf Ghani dijo que el EI había asumido la responsabilidad. En un discurso televisado, Ghani dijo que el atentado, sumado a otras acciones atribuidas al EI en Afganistán como “decapitaciones y secuestros”, son “signos de un nuevo tipo de guerra” en el país asiático y una “grave amenaza”.

El talibán condenó el ataque. “Esta mañana dos bombas han golpeado a civiles frente a un templo y un banco en Jalalabad. Los condenamos y negamos nuestra participación en ambos”, dijo el portavoz talibán Zabihullah Mujahid. A raíz de esa condena, Ghani pidió al talibán afgano, derrocado por las tropas estadounidenses en 2001, que haga a un lado sus “diferencias políticas” con el gobierno afgano. “Son afganos y deberían estar con los afganos”, señaló.

Un terrorista suicida detonó los explosivos en un lugar muy concurrido del centro de la ciudad de Jalalabad, en el este de Afganistán. El ataque se produjo en pleno horario comercial, en un lugar donde se encuentran numerosos comercios, filiales de bancos y oficinas de las administración pública.

El grupo de EI que asumió la responsabilidad está integrado por ex miembros de los talibanes paquistaníes (TTP). Según fuentes militares, opera desde el territorio tribal de Orakzai, en la frontera con Afganistán. Un portavoz de la policía de Jalalabad dijo que pocos minutos después explotó otra bomba en el mismo lugar, pero no causó más víctimas.

Luego de estos ataques, un civil murió y otros tres resultaron heridos al explotar una bomba adosada magnéticamente a un coche en el distrito de Behsud, que limita con Jalalabad.

Naciones Unidas advirtió tras el ataque en Jalalabad que “los continuos atentados suicidas en zonas densamente pobladas, que con seguridad matan y mutilan a un gran número de civiles afganos, podrían convertirse en crímenes de guerra”.

La violencia en Afganistán ha aumentado en las últimas semanas. La misión militar de la OTAN fue sustituida a finales de diciembre por otra más pequeña para adiestrar y apoyar a las fuerzas de seguridad afganas. Agencias

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios