20 | SEP | 2019
Habitantes de la colonia Ejidal El Pino se reunieron frente a la parroquia San Isidro Labrador para rezar ante la muerte del clérigo (CORTESÍA)

Asesinan a sacerdote en casa parroquial de Los Reyes

07/07/2017
01:40
Los Reyes La Paz, Méx.
-A +A
Vecinos colocan ofrenda y despiden al padre; muere por heridas en el pecho y cuello con un arma punzocortante

El asesinato del párroco de la iglesia de San Isidro Labrador, en la colonia Ejidal El Pino, aparentemente ocurrido la noche del miércoles, provocó indignación en la comunidad, donde Luis López Villa, era querido y respetado.

Al enterarse de la forma violenta en la que murió, los residentes acudieron a la parroquia para despedirse del hombre de 73 años de edad; colocaron veladoras, flores y rezaron un rosario en su nombre.

“El padre Luis era una persona muy amada y con eso digo todo, no se merecía la forma en la que desgraciadamente le quitaron la vida. Como comunidad cristiana sabemos que no debemos odiar, pedimos a Dios porque estas personas se arrepientan y regresen al camino de Dios. Yo hago un llamado a toda la comunidad a que despertemos y levantemos la voz”, dijo el padre Jesús, quien ofició una misa frente al templo del que Luis era responsable desde hace más de una década.

Durante la mañana decenas de feligreses se concentraron frente a la parroquia, que permaneció cerrada después del homicidio. Ahí colocaron carteles y se unieron en oración.

Según fuentes de la policía, el cuerpo del padre fue encontrado sin vida en su recámara, en la casa parroquial de la calle Francisco I. Madero.

Los responsables le produjeron dos heridas en el pecho y cuello con una arma punzocortante. Le colocaron cinta canela en la boca y fue atado de pies y manos. La corporación local indicó que emplearon demasiada violencia.

Según los habitantes, el crimen habría ocurrido cerca de las 20 horas del miércoles. Algunos de los que frecuentaban al sacerdote fueron a verlo por la noche y lo encontraron sin vida.

Observaron que la parroquia estaba abierta y, posiblemente, por ahí ingresaron y huyeron los asesinos. El sacerdote vivía solo en la casa parroquial y al momento del ataque se encontraba sin compañía.

Los habitantes denunciaron que la inseguridad es la mayor preocupación de la comunidad, pues constantemente hay robos, asesinatos y secuestros.

Durante la mañana y tarde de ayer, acudió personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México a realizar las primeras indagatorias.

Cerca de la parroquia se encuentra una videocámara, las autoridades revisarán si grabó imágenes que les permitan identificar a los responsables del homicidio. Se prevé que este viernes el párroco sea sepultado. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios