26 | MAR | 2019
Margarito Pineda se realizó una prueba de audiometría para detectar si tuvo daños en el oído por la explosión del tianguis de San Pablito (JUAN MANUEL BARRERA. EL UNIVERSAL)

“En Tultepec nadie está exento de un accidente”

07/01/2017
01:13
Juan Manuel Barrera
-A +A
Margarito Pineda relata su experiencia en la tragedia en el tianguis San Pablito

[email protected]

Tultepec, Méx. — “Todos los que nos dedicamos a la pirotecnia, a lo mejor de pequeños, pero hemos tenido accidentes. Nadie está exento, no nos salvamos de eso”, dice Margarito Pineda Sánchez, locatario del tianguis pirotécnico de San Pablito.

El pasado 20 de diciembre don Margarito, de 59 años de edad, se encontraba en su local cuando inició el incendio de dicho mercado pirotécnico, que dejó como saldo 39 personas muertas y alrededor de 60 lesionadas.

“No es tan fácil olvidar las cosas y menos en esta necesidad. El nerviosismo a mí no me deja dormir bien, ni estar tranquilo. Siento que estoy bien, pero no”, asegura.

Don Margarito proviene de una familia de artesanos pirotécnicos y, desde que recuerda, sus integrantes se han dedicado a la fabricación, distribución y venta de fuegos de artificio.

“Yo nací con una bomba en la cabeza”, bromea, en alusión a sus orígenes pirotécnicos.

Y añade que “estaba ahí en el momento [de las explosiones en San Pablito], solo. Lo único que hice fue correr, ver que la familia esté sana. No tenemos otra cosa más que ver cómo se desmorona todo. Se siente uno mal moralmente, de todo”, menciona.

Don Margarito se sometió a pruebas de audiometría, ofrecidas por la Secretaría de Salud del Estado de México, para detectar si tuvo daños en el oído a consecuencia de los estallidos en cadena del mercado de San Pablito.

Reitera que no existe pirotécnico de Tultepec que no haya tenido algún percance, aunque sea pequeño.

“Es lógico, los accidentes ocurren porque el material viene mal, a veces no tenemos precaución, estamos apurados haciendo cosas y va todo; un estironcito, un talloncito que hagamos en el suelo [desencadena en algo fuerte]”, expresa.

El hombre considera que el tianguis de San Pablito debe ser reconstruido, ya que la mayoría de los habitantes del centro de Tultepec se dedican a la pirotecnia y de eso dependen económicamente.

“Aquí vamos a salir adelante, gracias a los gobiernos, ésa es la promesa que nos han dado. Y creo que vamos a poner de nuestra parte para salir”, concluye.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios