Particular controla albercas públicas de Naucalpan

Administración privada, encabezada por José Luis Díaz Cobian, presuntamente exigió el pago de anualidades por el uso de El Tepetatal y La Mancha III

Especiales
Metrópoli 17/04/2016 13:21 Rebeca Jiménez Jacinto Naucalpan, Estado de México Actualizada 13:21

 Las albercas municipales de El Tepetatal y La Mancha III, permanecen bajo administración privada, con un permiso administrativo que venció en diciembre de 2015 y un amparo, que impiden el uso público de estos espacios deportivos, señalaron integrantes de Fuerza Cívica Naucalpense.

Las albercas de el Tepetatal y La Mancha III, fueron construidas en el trienio 2007-2009, que encabezó el ex alcalde panista José Luis Durán Reveles en zonas paupérrimas de Naucalpan, donde es común que la gente no tenga agua potable todos los días, “pero no por ello pierden el derecho a tener este tipo de instalaciones deportivas”, señaló el alcalde.

Ambas piscinas públicas, fueron entregadas con  permisos administrativos a José Luis Díaz Cobian, de las empresas “Atletic Pool S. A, de C. V.” y “Divertimento en agua” con Alba María Alatorre, cuya vigencia terminó el 31 de diciembre de 2015, señaló Alselmo García Cruz y Esther Tapia quienes forman parte de “Fuerza Cívica Naucalpense” .

A sabiendas que sus contratos terminaría,  el 15 de diciembre de 2015, José Luis Díaz Cobian, exigió el pago de anualidades por 290 pesos a mil 200 usuarios del Tepetatal. Además de a 600 nadadores de La Mancha III, quienes pagan mensualidades de 525 pesos, por el uso de las albercas, apuntó Anselmo García Cruz.

Tan sólo en el Tepetatal el empresario obtiene un promedio de 630 mil pesos al mes, por la mensualidad de 525 pesos que cobra a cada uno de los mil 200 nadadores y a cambio pagaba al ayuntamiento una renta de  25 mil pesos al mes, cifra que dejó de aportar a partir de este año, amparado en un juicio, indicó García Cruz.

En enero de 2016, al ingresar  autoridades municipales del nuevo ayuntamiento, que encabeza Edgar Olvera Higuera,  el titular del Instituto de Cultura Física y del Deporte, Gonzalo Farfán Infante, dieron un plazo de 30 días al empresario para que entregara ambas albercas.

El empresario José Luis Díaz Cobian, promovió el amparo indirecto 171/16-3, para rechazar entregar las albercas públicas , señaló Esther Tapia, lo que a la fecha le a permitido mantener el control de instalaciones municipales, para  su beneficio.

Es urgente que autoridades judiciales obliguen al empresario a devolver estos espacios deportivos municipales, “porque nadie debe hacer negocios privados con recursos púiblicos”, aseveró la ex regidora Esther Tapia.

A la fecha la alberca de La Mancha III, permanece cerrada, por lo que se niega el acceso a 600 nadadores que hacían uso de este centro acuático. En tanto en El Tepetatal, el empresario niegado el acceso a personas que pese a que pagaban su mensualidad, acudían al sitio a recibir terapias físicas, aseveró Anselmo García, quien encabeza a usuarios de estas albercas en el juicio de amparo .

 

Comentarios