Tecallis, abandono sin solución

Los módulos se encuentran inutilizados en distintos municipios y colonias

Los tecallis fueron construidos en su gran mayoría durante el gobierno de Alfredo del Mazo González (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 29/12/2015 01:22 Ma. Teresa Montaño Toluca, Méx. Actualizada 10:03

[email protected]iversal.com.mx

La historia de los módulos de vigilancia sin operar se repite una y otra vez en colonias como la Cruz Comalco, Ocho Cedros, Cóporo, colonia Sánchez, avenida Alpinismo y Vialidad Matlazincas e incluso en los municipios de San Mateo Atenco, Metepec y Lerma, donde se han reportado módulos abandonados.

En el caso de la capital mexiquense los módulos abandonados coinciden con los reportes de las colonias que presentan mayor inseguridad: El Cóporo y Matlazincas [donde hay tres estructuras abandonadas]; Seminario, Ocho Cedros, Científicos, Héroes, Zopilocalco e incluso en la colonia Universidad, a solo unos pasos del Centro Histórico.

Los tecallis. En el Estado de México no se cuenta con un padrón preciso sobre el número de tecallis que existen en todo el territorio. Cada municipio cuenta con su propia red, sin embargo, datos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CESC), indican que existen al menos 68 de orden estatal, el resto, que se podrían contar por docenas, son municipales.

De acuerdo a Alfredo Urbano y a Arturo Chavarría, presidente del Colegio de Arquitectos Urbanistas, los Módulos de Seguridad surgieron en la década de los ochenta como una estrategia para extender redes de vigilancia en puntos estratégicos, además de servir como puente de enlace directo entre la población y sus autoridades en materia de seguridad.

Los tecallis, construidos en su gran mayoría durante el gobierno Alfredo del Mazo González, fueron diseñados a cierta altura para operar como “puntos de vigilancia”, la mayoría cuentan con escaleras, además de estar equipados con un espacio para el estacionamiento de patrullas y ambulancias, baños y ventanales que permiten una observación de 180 grados en la zona donde se ubican.

Se estima que el costo actual de cada una de estas estructuras subutilizadas o abandonadas, en su gran mayoría, es de no menos de 50 mil pesos, dependiendo el tamaño, así como del equipamiento que aún conservan, como escaleras, baños, tinacos, ventanales, puertas, etcétera.

De los 69 módulos que existen en la capital mexiquense, 48 están abandonados o subutilizados.

Rescate fallido. En el trienio 2009-2012 la alcaldesa del PRI, María Elena Barrera Tapia, anunció en septiembre del 2009 un “proyecto estratégico” para rescatar 30 módulos de seguridad que ya entonces estaban abandonados. Luego, el primero de abril del 2013, su sucesora, Martha Hilda González Calderón, haría lo mismo pero para recuperar 40 estructuras.

González Calderón anunció en aquella ocasión que cerca de 40 módulos serían entregados a instancias como el DIF, la Cruz Roja, asociaciones civiles, Instituto de la Mujer, Instituto de Desarrollo Social y a los Comités de Participación Ciudadana (Copacis) para que los ocuparan en actividades culturales, sociales o recreativas, pero esto nunca ocurrió.

De acuerdo a un recorrido realizado por EL UNIVERSAL, se pudo constatar que la mayoría de los tecallis toluqueños están abandonados y muy pocos son ocupados.

Temas Relacionados
Tecallis en Toluca

Comentarios