19 | MAR | 2019
10
El adeudo asciende a un millón 200 mil pesos (Fotos: Rebeca Jiménez Jacinto / El Universal)

Escultor quiere llevarse "su" Benito Juárez de Naucalpan

13/12/2015
16:29
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan, Estado de México
-A +A
Por falta de pago, el artista Ricardo Ponzanelli planea llevarse la cultura de seis metros de alto y dos toneladas de bronce del ayuntamiento, que en un año no le ha cubierto el costo de su obra

Por el adeudo del pago de la escultura de “Benito Juárez”, el artista Ricardo Ponzanelli evalúa la posibilidad de llevarse su obra de seis metros de alto y dos toneladas de peso en bronce, que se exhibe en la explanada municipal, al ver que se acerca el fin de la administración y no le han cubierto el total de un millón 200 mil pesos, monto que debió cobrar desde hace casi un año.

La escultura de Benito Juárez se colocó en la explanada municipal de Naucalpan el 6 de enero de 2015, justo tres días antes de que el alcalde David Sánchez Guevara solicitó licencia para dejar el cargo para buscar ser electo como diputado federal y que fue encarcelado el 20 de agosto pasado, para ser procesado por peculado, juicio que enfrenta preso en el penal de Otumba.

En diciembre de 2014, Sánchez Guevara solicitó la escultura de seis metros de altura, para suplir al Benito Juárez de tres metros de alto que fue cambiado y colocado en la esquina de Periférico Norte y la avenida Primero de Mayo, acto que provocó el enojo de síndico y regidores, quienes reclamaron en sesión de Cabildo el cambio de la escultura original sin su consentimiento.

El escultor afirmó que el trato lo hizo con “Juan Carlos Fajardo, director de Recursos Materiales en diciembre de 2014. Nos pidió la escultura de seis metros, nos dio un anticipo y nos quedó a deber la mayor parte del monto total”, que fue de un millón 250 mil pesos.

Naucalpan quería la obra “porque iba a venir el gobernador e incluso el presidente de la República” pero, por el apremio, “no firmé nada, nunca se facturó, porque me dijeron que el palacio municipal no tenía facturas, ni ordenes de compra, fue por urgencia del alcalde, que entregué la obra” , afirmó Ponzanelli en entrevista.

“Yo soy un artista, tuve una confusión con otro pago en mi cuenta que me hizo otro cliente, por eso entregué la obra, después hice una revisión a mis cuentas y pedí a Naucalpan que cumpliera el pago, Fajardo actuó de mala fe, él supo que nunca pagó y se aprovechó de la confusión. Hizo fraude.”, señaló el escultor.

“Estoy pasando el reporte al secretario general de Gobierno, José Manzúr y con el procurador del Estado de México, estamos solicitando su apoyo... si en estos días no logro el pago.... me llevaré mi obra.

“Yo quiero llevarme la escultura, porque de aquí a que me paguen. Puse la firma en mi obra, pero la tallaron, eso no tiene importancia, tengo los moldes, fotografías de la fundición, el modelo que hice en plastilina y ellos –el ayuntamiento- no tienen soporte de que es de su propiedad”.

El tesorero municipal Alejandro Méndez Gutiérrez afirmó, que el no pago de la escultura de Benito Juárez, no es un problema de falta de recursos, es un problema administrativo, porque este adeudo no está registrado, no existe una factura de cobro o un contrato de adquisición.

mvl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios