19 | AGO | 2019
7

Plan para AICM, a 50 años, dice consultora

14/03/2016
04:00
Phenélope Aldaz
-A +A
Terrenos no deben usarse para apalancar nuevo aeropuerto; recomienda crear impuestos temporales para financiarlo

[email protected]

El proyecto a desarrollar en los terrenos que deje el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) deberá ser un plan maestro con visión regional a por lo menos 50 años, que no dependa del Nuevo Aeropuerto (NAICM).

Para ello, la Ciudad de México deberá recurrir a mecanismos de financiamiento como impuestos temporales, créditos otorgados por instituciones bancarias, venta de acciones a través de la bolsa, emisión de deuda o recurrir a subsidios internacionales.

Las recomendaciones forman parte de un estudio elaborado por Consultores Internacionales, S.C., que fue integrado a la Primera entrega de la opinión de la Ciudad sobre el uso que habrá de darse a los terrenos que deje el Aeropuerto, presentado por el gobierno capitalino.

De acuerdo con experiencias de otros países en donde la terminal aérea ha tenido que mudarse, se propone a la Ciudad de México considerar inversión público-privada a través de mecanismos como concesiones, contratos de prestación de servicios y asociaciones a riesgo compartido.

“El esquema de financiamiento que se elija debe orientarse a asegurar la continuidad de todas las etapas de construcción y sostenimiento de las transformaciones y reconversiones que se lleven a cabo”, destaca.

También enfatiza que la construcción del NAICM debe ser un proyecto independiente al que se desarrolle en las 710 hectáreas que dejará el actual Aeropuerto; es decir, que los egresos de uno no solventen al otro.

“Sería ruinoso para la Ciudad de México que se tomara la alternativa de financiamiento del NAICM apalancándose con el espacio que deja el AICM. En primer lugar porque se estaría dejando fuera a la ciudadanía de formar parte de una transformación tan importante y de legitimar la decisión de lo que se haga con el terreno y, segundo, porque no sería la forma más eficiente de financiar la construcción del nuevo aeropuerto, sencillamente por cuestión de suficiencia y efectividad de los recursos públicos”, se advierte.

El documento dice que la transformación que sufrirá la zona donde se ubica el Aeropuerto Benito Juárez, deberá seguir un plan maestro diseñado a por los menos 50 años, basado en la sustentabilidad e inclusión social.

“Las grandes transformaciones urbanas a nivel internacional demuestran que no es posible ejecutar cualquier proyecto sin su legitimación, simplemente no es sostenible. En el cómo hacerlo es importante establecer una adecuada planificación técnica y financiera”, advierte.

Basado en experiencias de ciudades como Tempelhof, Alemania; Kai Tak, Hong Kong; Quito, Ecuador, y Austin, Texas, se indica que es fundamental la transparencia del proyecto, sobre todo en lo que refiere a la selección del socio privado, que deberá “demostrar experiencia en desarrollos similares, disposición para cumplir la planificación técnica y de tiempos original, así como solvencia financiera”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios