La mayoría de las presas en el DF son abandonadas en Navidad

Esta temporada habrá cenas navideñas, actos culturales y eventos deportivos para tratar de que las internas sobrelleven la depresión que las invade

(Foto: Archivo/El Universal)
Metrópoli 22/12/2015 10:57 Notimex D.F. Actualizada 11:22

Para muchas internas de los centros de Readaptación Social del Distrito Federal, la época navideña puede convertirse en un fuerte factor de depresión, pues 80 % de ellas son abandonadas, principalmente por su pareja, informó la diputada local perredista Rebeca Peralta León.

Comentó que de las 38 mil personas recluidas en el Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, poco menos de dos mil son mujeres, y 90 % de ellas se encuentran en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

La también vicepresidenta de la Comisión Especial de Reclusorios de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) detalló que en Santa Martha hay mil 661 internas y en Tepepan 239.

En entrevista con Notimex, la legisladora dijo que los días de visita a los reclusorios, mientras que en el lado de los hombres hay largas filas para entrar a verlos, del lado de las mujeres son muy cortas, lo que habla también de un abandono de la familia.

Destacó que para esta temporada habrá cenas navideñas, actos culturales como pastorelas y eventos deportivos para tratar de que las internas sobrelleven la depresión que las invade, no sólo por su falta de libertad, sino por su abandono.

Entre los delitos que las mantienen presas están los cometidos en contra de la salud; muchas de ellas son utilizadas como “burreras”, es decir, para transportar drogas, incluso en los reclusorios son las parejas, las hermanas y hasta las madres de los reos las que son sorprendidas tratando de introducir enervantes a las cárceles.

Otro de los delitos por los que están sentenciadas las internas es por asesinar a su pareja, ello derivado de la violencia intrafamiliar que sufren, y lo peor del caso es que cuando denuncian se les ignora o incluso son acusadas de que ellas son las responsables.

Indicó que hay mujeres que roban por hambre, porque están desempleadas y necesitan llevar de comer a sus hijos; hay casos que por robar una sopa instantánea o algunos otros alimentos, que no llegan a los 50 pesos, están presas.

Explicó que hoy el robo no se califica por el monto, ahora es simplemente robo, y mínimo se les da entre tres y cinco años por considerarse delitos no graves, lo que podría pagarse con una fianza, “pero si no tenían para comer, menos para cubrirla”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Gobierno en el Distrito Federal, más de nueve mil personas –entre hombres y mujeres– siguen en reclusión por no tener cinco mil pesos para pagar una fianza.

Al respecto, mencionó que se trabaja para revisar los casos, pues a final de cuentas sale más caro mantener en reclusión a estas personas que otorgarles su libertad.

Además, expresó que con estas acciones se aliviaría la saturación de los penales, pues tan sólo en Santa Martha la sobrepoblación es del doble, pues tiene capacidad para 800 internas.

Declaró que con el propósito de apoyarlas se les motiva a terminar la primaria y secundaria, incluso algunas quieren estudiar el bachillerato, pero deben pagar 200 pesos, y muchas de ellas no los tienen; por ello, agregó, se trabaja ya con el gobierno federal para que puedan cursar sus estudios de manera gratuita.

Al destacar que la mayoría de las mujeres no vuelve a reincidir en los delitos, la diputada Peralta León dijo que existe ya un programa de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo del DF para que aquellas que obtienen su libertad y lo soliciten se les otorgue el seguro de desempleo por seis meses.

Con presentar su carta de liberación ya tienen derecho al seguro de desempleo, al tiempo que se busca canalizarlas a algún trabajo, sostuvo la asambleísta del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

jlcg

Comentarios