22 | MAR | 2019
4
La señora Trinidad no cuenta con parques cercanos para salir a jugar por las tardes con su hijo; en ocasiones, los fines de semana, va al Bosque de Chapultepec ante la falta de áreas verdes (VALENTE ROSAS.EL UNIVERSAL)

Áreas Verdes, 62% carece de ellas en el DF

15/12/2015
04:00
Aura Ramírez Cornejo
-A +A
La OMS considera que el mínimo saludable de estos espacios es de 9 a 11 m2, lo que equivale a un patio grande por persona; pero en la capital es desigual la distribución

La señora Trinidad Alvarado vive desde hace más de veinte años en la delegación Venustiano Carranza y está acostumbrada a escuchar cada cinco minutos el paso de los aviones, pues vive muy cerca del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. “Así hemos vivido siempre, es chistoso porque la gente que viene de otro lado siempre se queja porque los aviones hacen mucho escándalo y les aturde”, comenta Trinidad, quien vive en la colonia Moctezuma. Cerca de su casa se encuentran las enormes pistas de aterrizaje, así que son casi inexistentes las áreas recreativas para su hijo de 14 años. A su alrededor no hay un parque que cuente con suficientes dimensiones de área verde, mientras que el deportivo más cercano está a dos kilómetros de distancia, lo que equivale a 30 minutos caminando.

“Entre semana nunca salimos, además no hay muchos lugares para pasear, los fines de semana a veces salgo con mi hijo pero no en esta colonia”, dice la señora Alvarado.

De acuerdo con el informe Cuestiones de higiene del medio relacionadas con la ordenación urbana y la urbanización, realizado por un Comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la existencia de espacios libres es una necesidad cada vez más urgente. Las zonas verdes, los paseos arbolados y los espacios libres de todo tipo deben ser uno de los rangos más visibles del mapa metropolitano, ya que protegen contra ruidos, gases de vehículos de motor y también reducen contaminación.

El caso de la señora Alvarado es similar al 62% de los habitantes de la ciudad de México, pues la mayoría vive en condiciones de un rango menor a 9 m² de área verde por habitante. La OMS considera que el mínimo saludable es de 9 a 11 m² (lo que equivale a un patio grande por persona).

La colonia Moctezuma tiene un pequeño parque con poco césped, el cual hace tiempo unos vecinos querían convertir en una base de microbuses. “Me opuse porque nos iban a quitar lo poco verde que nos queda, además, los árboles que hay son los únicos que están sobre la avenida”, dice otra inquilina de la zona.

Las delegaciones Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Tláhuac e Iztapalapa también se encuentran por debajo del mínimo recomendado por la OMS, según datos del libro Presente y Futuro de las Áreas Verdes y del Arbolado de la Ciudad de México, publicado por la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) en 2009.

La zona en la que vive la señora Trinidad cuenta con una superficie promedio de 6 m² de área verde por habitante, lo que la ubica en uno de los rangos más bajos de espacio verde.

“No puedo invertir mucho dinero para el bien de mi colonia porque me rebasan los gastos y dudo mucho que los vecinos tengan iniciativa de mejorarla; esta situación nunca ha sido un problema para ellos, es difícil hacer entender a la gente... cada uno se hace cargo sólo de su banqueta, no voltean a ver a los demás”, añade.

En contraparte, 38% de los capitalinos que viven en las delegaciones del sur, tales como Xochimilco, Magdalena Contreras, Coyoacán, Tlalpan, Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Cuajimalpa y Milpa Alta superan los metros cuadrados de área verde por habitante que reco mienda la OMS.

En un cruce de datos con el libro de la PAOT y el censo de población del INEGI (2010), la delegación Miguel Hidalgo la conforman 372 mil 889 personas y es una de las zonas del Distrito Federal con mayor cantidad de áreas verdes urbanas, al contar con 35 m² de espacio verde por habitante.

En contraste, la delegación Iztapalapa, en donde viven poco más de 1.8 millones de personas, cuenta con tan sólo 3.1 m² de área verde por cada habitante. Esto quiere decir que la delegación Miguel Hidalgo contiene seis veces más áreas verdes que Iztapalapa.

“Ir a la delegación es como ir al siquiatra”

El señor Fernando Rébora forma parte de las personas que viven en una zona donde mayoritariamente impera el verdor en las calles. Él es habitante la delegación Coyoacán, que cuenta con 18 m² de áreas verdes por persona, lo que salta a la vista en la colonia Romero de Terreros, de donde es líder vecinal.

“A esta colonia la conocen como un oasis, aquí hay mucha tranquilidad y el ambiente es fresco, en una temporada del año las copas de los árboles se llenan de flores de jacaranda y no es raro ver a muchas ardillas pasar”, comenta orgulloso el señor Fernando.

En el interior de su casa tiene un jardín de 10 por 20 metros, en el centro una fuente salta a la vista y en los extremos del patio hay flores y un árbol de nochebuena.

“A este jardín lo queremos mucho, es el patio de juegos de mis nietos. Tenemos un jardinero que acondiciona nuestro espacio y entre mi esposa y yo escogemos las flores cada temporada”, platica en entrevista con EL UNIVERSAL.

En esa colonia de la delegación Coyoacán los vecinos participan en varias iniciativas y gran parte de sus ingresos económicos están destinados para acondicionar el lugar.

“Esta es una zona residencial, todos cuidamos mucho el uso de suelo, no puede haber edificios, tampoco negocios, todos los vecinos proponemos y tratamos que la zona se conserve tranquila, porque eso es lo que queremos”, dice el jubilado doctor Rébora.

Sin embargo, los vecinos argumentan que entre ellos están haciendo lo que le corresponde al gobierno: “Hemos solicitado ayuda a la delegación y la respuesta siempre es nula. En lugar de perder el tiempo, mejor lo hacemos nosotros, es más, creo que ellos no nos hacen caso porque nos ven como ricos. Un vecino dice que el hecho de ir a la delegación es como ir al siquiatra, no pasa nada”, satiriza Rébora.

Al ser consultada sobre el tema, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) argumentó no tener injerencia, pues ellos sólo están a cargo del bosque de Chapultepec, Aragón y Tlalpan; además, se solicitó una entrevista con la titula,r Tanya Müller, pero ésta fue negada.

Proyectos “verdes” en puerta

Bajo el lema “Ciudad Verde, Ciudad Viva”, la Sedema informa que están desarrollando una Red Telemática para el Monitoreo y Vigilancia del Suelo de Conservación que permite una mayor presencia de la autoridad en las zonas rurales y una reacción más rápida ante la comisión de delitos ambientales.

Otro proyecto verde podría ser el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México programado para el año 2020, ya que se prevé que queden libres aproximadamente 710 hectáreas, la cual es una superficie superior al Bosque de Chapultepec. Se espera que este espacio sea utilizado para generar un reordenamiento urbano en la ciudad, con áreas verdes, equipamientos, infraestructura educativa y de salud y vivienda, así como nuevos empleos de calidad.

Injusticia verde

Ante la falta de áreas verdes en la capital, expertos dan su postura; Roberto Eibenschutz, arquitecto y especialista en urbanismo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), coincide con el líder vecinal de Coyoacán sobre que el gobierno no responde a las necesidades que demanda la población.

“Aparentemente no le interesa, esta es una de las razones por las que la delincuencia y la violencia son frecuentes en zonas del norte de la ciudad y una justificación es porque no hay áreas de recreación y distracción”, menciona.

La inequidad no sólo se da en la distribución de áreas verdes, el experto destaca que la carencia también se presenta en la falta de infraestructura en ciertas zonas de la ciudad: “Hay intereses de por medio; en su mayoría, los hospitales, las casas y los trabajos están ubicados en el sur de la ciudad”, criticó.

La población no está consciente de la magnitud del problema, considera Juan Felipe Ordoñez, coordinador del Área Urbano Ambiental de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Las áreas verdes son indispensables para la calidad de vida de sus habitantes, descontaminan el aire, producen oxígeno, ayudan a disminuir el efecto invernadero que produce la ciudad, relajan a la población y mejoran la salud de los habitantes”, explica.

El reto central para las personas es ver a la ciudad como oportunidad y no como problema, pero por encima de todo, debe haber igualdad para todos los habitantes del DF sin importar la delegación en que vivan, añade Paola Enciso, arquitecta ambientalista y maestra de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

De acuerdo con la página web de la PAOT, las denuncias más comunes son por violación al uso de suelo y daños a áreas verdes. Mientras los expertos y el gobierno se ponen de acuerdo, la señora Trinidad Alvarado, habitante de la delegación Venustiano Carranza dice que quiere cambios en su colonia:

“Deseo que mi entorno sea mejor, podría dar 40 pesos para mejorar la zona, no me alcanza para más. He pensado ser jefa vecinal, pero me da miedo, qué tal que los vecinos me agarran a garrotazos por darles órdenes y propuestas”.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios