Se confrontan en ALDF por hechos del 68

Las fracciones parlamentarias del PRD, PRI y Morena se lanzaron acusaciones sobre la responsabilidad de auqellos hechos y señalamientos de acontecimientos ocurridos en la ciudad en tiempos recientes

Metrópoli 02/10/2015 18:45 Gerardo Suárez Ciudad de México Actualizada 18:45
Guardando favorito...

Diputados del PRI, PRD y Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal se confrontaron durante sus posicionamientos en la sesión solemne para conmemorar a las víctimas de la matanza del 2 de octubre de 1968.

Los legisladores de todas las bancadas condenaron el acto represivo contra estudiantes que se congregaron en la plaza de Tlatelolco en aquella fecha, donde hubo al menos 600 muertos a manos de grupos militares encabezados por el Batallón Olimpia.

En su posicionamiento, la diputada del PRI, Jany Robles dijo que si bien asumen su responsabilidad por haber sido el partido en el poder cuando ocurrió la masacre, con Gustavo Díaz Ordaz en la Presidencia, también hay hechos en la ciudad de México, en los cuales el PRD en el gobierno cometió errores y no hay castigo para todos los responsables, como el incendio en la discoteca Lobohombo, el operativo fallido en la discoteca News Divine, en la cual por cierto quien era delgado en GAM, Francisco Chiguil, ahora es diputado de Morena, criticó.

Familiares y abogados de personas detenidas en manifestaciones como el 1 de diciembre de 2012 y 2 de octubre de 2013, invitados por Morena al recinto, se inconformaron con el pronunciamiento, sobre todo cuando la legisladora se pronunció en contra de actos vandálicos.

"¡No somos vándalos!", gritó una de las invitadas.

Luego, Rebeca Peralta del PRD afirmó en tribuna que el GDF ha actuado sin represión en las protestas.

"En el DF ofertamos como gobierno de izquierda la libre asociación, el derecho a la manifestación, con control sí, pero sin represión", aseguró la legisladora.

Cuestionó la desaparición de los 43 normalistas en Ayotzinapa, Guerrero y las presuntas ejecuciones extrajudiciales en Tlatlaya, Estado de México, entidad gobernada por el PRI.

Al cerrar los pronunciamientos, Raymundo Martínez, de Morena, condenó el crimen de 1968, "planeado y avalado por Gustavo Díaz Ordaz y su secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez.

Igual que Rebeca Peralta, condenó las matanzas de Aguas Blancas y Acteal, en el sexenio de Ernesto Zedillo, así como la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre del año pasado.

Luego resaltó el ímpetu de los jóvenes para soñar y luchar por un cambio "aun a pesar de gobiernos represores como el Enrique Peña Nieto en el país y de Miguel Ángel Mancera en la ciudad", dicho que motivó la molestia de las fracciones de PRI y PRD.

Sobre este último señalamiento, Raúl Flores, legislador del PRD dijo en entrevista posterior que era equivocado señalar a Mancera como titular de un gobierno represor pues en las detenciones y agresiones durante las protestas del 1 de diciembre de 2012 Mancera no había asumido la jefatura de gobierno y en su momento, removió al secretario de seguridad, Jesús Rodríguez Almeida "ante un tufo de represión".

Durante la sesión solemne, las diversas fuerzas parlamentarias llamaron a tomar acciones para combatir los problemas en materia de educación, trabajo, salud y otros derechos que no tienen garantizados los jóvenes.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios