Mi gestión tocó fondo: Mancera

Metrópoli 16/09/2015 03:00 Joel Ruiz Actualizada 16:22
Guardando favorito...

Mancera: opción partidista no garantiza triunfo. El jefe de gobierno hace un balance de su gestión

[email protected]

Justo a la mitad de su administración y a unas horas de rendir su Tercer Informe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera hace un balance de sus tres años de gestión, que quedó marcada por dos eventos: el plantón magisterial y la suspensión de la Línea 12 del Metro; ambos, reconoce, le trajeron un costo político que se pagó en las urnas.

Pero también destaca la prudencia que mostró su administración durante las movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), al evitar que “la ciudad de México se manchara de sangre”.

Sentado en el lobby de la recepción de su oficina en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Miguel Ángel Mancera asegura que los momentos de crisis ya pasaron, ya “tocó fondo”, y es momento de ir adelante, de dar buenas noticias.

Si bien no está en duda que buscará la candidatura presidencial en 2018, aún no define cómo lo hará, si es como candidato independiente o representando a las izquierdas que en este momento se encuentran divididas y no son garantía de triunfo.

Cuando se celebra un aniversario más del Grito de Independencia, el funcionario capitalino asegura a EL UNIVERSAL que no teme a un cambio del formato del Informe y que está dispuesto a escuchar a los diputados locales de Morena.

A un lado del busto de José María Morelos y Pavón, el jefe de gobierno explica que esta primera etapa de su gestión ha sido complicada y marcada por dos coyunturas, el plantón magisterial y la suspensión de la Línea 12 del Metro, que generaron situaciones inéditas en la capital del país y que no fueron fácil de enfrentar.

¿Qué decisión le costó más trabajo tomar: para la Línea 12 o aguantar la andanada de los maestros?

—Mira, yo creo que las dos fueron. En una balanza no te podría decir cuál fue más desgastante. Una porque era una afectación total de la ciudad, a toda la ciudadanía. La otra porque al final del día estaba yo afectando a 400 mil personas todo el tiempo y porque era de mayor duración, pero estoy convencido de las decisiones.

En la primera, de no haber utilizado la fuerza en el momento en que se reflexionó, porque era un momento muy álgido, un momento en el que incluso los maestros estaban armados, lo veíamos en las imágenes, y la provocación hubiera sido extrema.

Creo que hubiera habido un choque muy fuerte, muy complicado de explicar después o de poder entender.

¿Costó la salida de funcionarios esas dos decisiones?

—Costaron funcionarios, costó imagen, tuvo costo político, pero la ciudad de México al final no quedó manchada de sangre, no quedó señalada y al final del día vamos a tener una línea segura también que será la Línea 12.

El caso de la L12, el compromiso está en abrirlo en noviembre, ¿pero no volverá a parar?

—No volverá a parar.

¿Independientemente de los problemas que pueda tener a futuro?

Así es, tenemos programadas intervenciones que se harán los fines de semana en el túnel. No cierra.

¿Cómo se siente Miguel Ángel Mancera, tomando en cuenta que llegó con una votación mayor a 65% y cayó en las preferencias electorales?

—Con un ánimo renovado, porque ahora lo que tenemos que dar son buenas noticias, yo espero, confío en que no tengamos otra coyuntura como esas. La ciudad siempre va a tener problemas, pero son problemas que se pueden enfrentar y que se pueden ir trabajando, es una ciudad muy compleja, pero tenemos que dar el resultado. Dar el resultado significa que la ciudad esté bien equipada, que esté moderna, que esté bien cuidada, que tenga tecnología, que tenga diversión, que tenga vida como una ciudad. Me platican de algunas otras que tienen prácticamente toques de queda, la ciudad de México todo el tiempo está viva.

¿Considera que los resultados de las pasadas elecciones hayan sido una evaluación a su gestión y a todo lo que comentó?

— Yo me quedo con la parte que me corresponda, pero…

¿Qué es cuál parte?

—El porcentaje que pudiera ser una zona de evaluación. La otra parte es una división muy clara de la izquierda en dos proyectos, dos proyectos que nos apoyaron en 2012. Los dos proyectos que fueron juntos en 2012 ahora van por pruebas separadas y debo de agregar otras fuerzas políticas también de izquierda que fueron por caminos distintos, ¿no? Yo creo que todos esos factores influyen.

¿Ya tocó fondo?

—Yo espero que sí haya tocado fondo. Yo espero que sí, que esto pueda mejorar, que siga mejorando. Yo percibo buen ánimo en los contactos que tenemos. No te quiero decir que haya un buen humor social en el país, no, no lo hay, pero en la gente, con la ciudad, en los contactos que estoy teniendo en los diferentes territorios que acudo creo que hay un ánimo renovado.

¿Hay buen ánimo en la ciudad, no en el país?

— No en el país, el país no ve un humor social bueno, yo creo que falta todavía dar muchas más buenas noticias, muchas más buenas noticias.

¿Cómo va a ser la relación con Morena en la Asamblea Legislativa?

—Yo he dado instrucciones para que haya una relación de comunicación, una relación respetuosa, una relación de contacto. Nosotros estamos preparados para todo, pero debe haber una relación como una fuerza política.

¿Estaría dispuesto a escuchar las posiciones de los partidos de oposición en la Asamblea?

—El formato que determine la Asamblea a ese formato voy a acudir.

¿No hay temor?

—No, ninguno.

¿Ya habló con Andrés Manuel López Obrador?

—No, no he hablado.

¿No lo ha buscado como un elemento de negociación para establecer vínculos con Morena?

—No, no hemos tenido contacto.

El ejecutivo local se muestra parco en sus declaraciones cuando se le toca el tema de Morena, aunque reconoce que la relación con “el licenciado Andrés Manuel es cordial y respetuosa”, pero no más.

Dentro de los temas álgidos que le han tocado a esta administración, también está el multihomicidio de la colonia Narvarte y al que precisa que “el gobierno lo tiene que manejar con sumo cuidado, tenemos que ir dando resultados en la investigación, que permita la detención de responsables, castigar a responsables y que se agoten todas las líneas de investigación que pueda haber.

¿Hay crimen organizado o narcomenudeo en la ciudad de México?

—Narcomenudeo.

¿Entonces cómo se surten?

—Yo no tengo ninguna duda que la droga pueda provenir de algunos de los cárteles, incluso de otro país o un cártel extranjero, el problema es lo que está asentado en la ciudad, lo que distribuyen. Ahí se habla algo del aeropuerto, donde hay que poner candados.

¿Quién controla el aeropuerto, un narcomenudista o un capo?

—Yo creo que ahí son muchos los factores, primero de los controles, del relajamiento que pueda haber una cantidad de droga como la que decomisaron hace apenas unos días, eso es lo que se tiene que revisar.

El jefe de gobierno se ve tranquilo y relajado en cada una de las preguntas, si acaso en algunas ocasiones la voz le juega una mala pasada, pero nada que lo altere, incluso sus gesticulaciones y el movimiento de las manos son escasos y controlados.

¿Qué viene en esta segunda etapa?

—Entrega de muchas cosas, ya estamos empezando con la entrega de hospitales, de clínicas, de muchos de los compromisos que asumí, entrega de corredores, de buses, entregas de muchas cosas que prometimos.

¿La situación económica no le impedirá cumplir con la entrega y programación de obras?

—Sí me preocupa, sin duda, estamos buscando las maneras de tener un financiamiento sólido, aprovechando la capacidad de la ciudad, y va a ser otro reto, será una administración, en donde un recorte presupuestal, en donde un ajuste de finanzas, en donde una situación crítica del petróleo en México se pueda dar resultados, también será otra prueba, vamos a ver.

¿Hay un distanciamiento con el Presidente de la República?

—Mira, yo creo que la propia necesidad de la administración pública ha dado cuenta de que no coincidamos en algunos eventos, seguimos trabajando con la misma idea de coordinación con el gobierno federal, esperamos tener una respuesta positiva en este ejercicio del presupuesto, creemos que le toca a la ciudad de México tener algunos de los apoyos que se presentan en otras entidades, yo esperaría que la ciudad de México pueda recibir buena parte de lo que merece como ciudad capital.

¿Hubo críticas por esa cercanía?

—Sí

¿Le costó?

—Yo creo que con algún sector sí, sin ninguna duda, pero cuando es necesaria la coordinación y la cercanía, hay que hacerlo sin miedo. Yo creo que eso ha permitido que tengamos un fondo de capitalidad, ha permitido que se participe del FAIS en las delegaciones. Vamos a tener una participación importante este año, creo que va a ser más fuerte que en años anteriores.

En términos económicos pudo ser positivo, pero en términos políticos no tanto, ¿es así?

—En términos políticos no tanto con algún sector, con otro sector que lo ve bien pues tiene su opinión, pero la función como jefe de gobierno institucional no puede estar separada o disociada del Presidente.

Mancera Espinosa cuestiona algunas decisiones tomadas por la administración federal, se dice preocupado por la situación social del país, por la falta de oportunidades para los que menos tienen y tiene su opinión sobre lo sucedido en Ayotzinapa.

“Hay una descomposición de muchas cosas, me parece que ahí debe tener una garantía de que no se repita, debemos de estar muy atentos para que no se descomponga el tema de los jóvenes”.

¿Usted está trabajando por su candidatura desde su gobierno?

—Pues yo estoy trabajando por la ciudad de México y si de ahí viene algo por añadidura, qué bueno, si no, habrá que estar concentrado en la ciudad.

¿Sería candidato independiente o acompañado de la izquierda, aunque no sé qué izquierda?

—No lo sé ahora mismo, por lo que tú comentas, por la parte de la izquierda. Cómo puede ser, qué acuerdos se pueden generar y quién será el que encabece o quiénes serán, porque también este tema de los independientes veo que no se ha detenido, por el contrario puede ser que crezca, puede ser que tenga un nuevo relanzamiento.

¿Le anima ir con la izquierda en estas condiciones?

—Me anima ir por la izquierda por los temas, por la ideología, la temática…

¿Pero la conformación política…?

—No es la más afortunada. Yo creo que se tiene que repensar.

¿No es garantía de triunfo?

—Exactamente. Sí se tiene que repensar, para pensar en una tarea que permita ganar. Siempre es bueno competir, pero es mejor ganar.

jram

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios