EL UNIVERSAL informó que el boom inmobiliario tan sólo en Álvaro Obregón trajo un incremento de 100 mil habitantes y el deterioro en los servicios urbanos (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)

Se deslindan de colapso urbano constructores

28/06/2017
02:49
Phenélope Aldaz
-A +A
Canadevi-Valle de México pide ir contra desarrolladores ilegales; afirma que ellos actúan con apego a reglamentación en la materia

[email protected]

Los desarrolladores inmobiliarios “no somos responsables” del deterioro en los servicios urbanos, afirmó la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, delegación Valle de México (Canadevi), Lydia Álvarez.

“Es una Ciudad que requiere de tantas cosas que lo que nosotros decimos es que el desarrollo inmobiliario sirva para la regeneración de su infraestructura y nos comprometimos hace ya mucho —hace ocho, nueve años— y desde entonces lo hacemos; hay un porcentaje del precio de la vivienda [destinado para ello], los nuevos adquirientes de la vivienda cooperan con la regeneración de toda la infraestructura de la Ciudad”, explicó.

Álvarez aseguró que cada una de las construcciones realizadas por sus 90 agremiados cumplen con lo que les corresponde de obras de mitigación, como la rehabilitación de tuberías hidráulicas y espacios públicos e incluso de plantas de tratamiento.

“Regeneración urbana va de la mano con el cambio de infraestructura vial, hidráulico, eléctrico y otros activos inmobiliarios, los desarrolladores invertimos mucho en esto. Toda esta inversión ayuda a revertir procesos de deterioro urbano”, dijo.

En su edición impresa de ayer, EL UNIVERSAL informó que el boom inmobiliario tan sólo en la delegación Álvaro Obregón ha traído consigo un incremento de 100 mil habitantes y el deterioro en los servicios urbanos.

Lydia Álvarez explicó que los responsables de las irregularidades cometidas son empresas que no se encuentran agremiadas en la Canadevi ni en la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI): “No nos juzguen a todos por algunos y vayamos contra aquellos que en lo particular han violado, incluso para nosotros es una desventaja competitiva”.

Salvador Daniel Kabbaz, presidente de la ADI, coincidió en que desde hace al menos dos años sus asociados (79 empresas) participan de la regeneración urbana. “Es importante garantizar cada vez más los beneficios a favor de la ciudadanía, en temas relacionados con la movilidad, seguridad y aprovechamiento del espacio público. Para ello es necesario que un porcentaje de las obras de mitigación se quede en la zona donde se realizan los proyectos y que los vecinos participen de las decisiones”, dijo.

La presidenta de la Canadevi-Valle de México indicó que las violaciones a la ley cometidas por algunos desarrolladores, sumado a las nuevas normas en materia de vivienda y la desconfianza por parte de los ciudadanos, han hecho que el compromiso de construcción de 20 mil viviendas en la Ciudad de México para este año disminuya a sólo 10 mil.

“En 2017 estamos detenidos porque salió una ley condominal que nos forza a una fianza y salió una máxima publicitación vecinal, que nadie entiende bien en qué consiste y todo eso está deteniendo hoy. No hay una manifestación de construcción nueva desde febrero”, precisó.

Dice que mientras la ley y la Norma General de Vivienda para Trabajadores impulsan al sector, la Ley de Propiedad en Condominio fija “fianzas impagables” y las últimas reformas a la Ley de Desarrollo Urbano contemplan un procedimiento denominado “máxima publicitación vecinal”, a fin de que los vecinos conozcan detalles de los proyectos; pero, no se detalla bajo qué mecanismos hacerlo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios