“Ganancias subirían 30% si la arreglan”

El presidente de los comerciantes de la Zona Rosa, Eduardo Pascual Nevarez, asegura que las personas evitan el lugar que se ha deteriorado.
(Foto: Archivo/El Universal)
06/12/2016
01:02
Fanny Ruiz-Palacios
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Empresarios de la Zona Rosa consideran que sus ganancias podrán aumentar al menos 30% si se rehabilitan las calles y el resto de la infraestructura dañada.

De acuerdo con Eduardo Pascual Nevarez, presidente de los comerciantes de la Zona Rosa, los negocios no trabajan a su capacidad total, pues han perdido ventas porque las personas evitan el lugar que se ha deteriorado.

En conferencia de prensa comentó que desde hace tres meses trabajan con autoridades del gobierno capitalino y de la delegación Cuauhtémoc, “son cuatro mesas diferentes que se están haciendo, el doctor [Ricardo] Monreal anunció que se invertirán 200 millones de pesos en la Zona Rosa para el arroyo vehicular, banquetas, jardineras, alumbrado, etcétera; por parte del gobierno central sabemos que se autorizaron en la Asamblea 20 millones para el lugar”.

Tras dos meses de pláticas se realizó un diagnóstico de la zona. De acuerdo con Pascual Nevarez, se concluyó que las calles se encuentran deterioradas, que el drenaje está colapsado y se determinó que ya no se colocará adoquín.

“Es concreto estampado lo que se va a colocar, además de que se va cambiar todo lo que está colapsado y se va a reordenar la fibra óptica, que fue parte del deterioro de las calles”, abundó el empresario.

Atrasan fecha de remodelación. El líder de los empresarios indicó que la zona se iba a intervenir en diciembre, pero le solicitaron al delegado que no fuera así, “porque nos perjudicaba mucho y entonces él entrará en obra el 15 de enero”.

Explicó que las obras no se pueden realizar antes porque en el lugar hay turistas paseando hasta en las madrugadas.

Eduardo Pascual resaltó que gran parte del daño en la calle Hamburgo, una de las más afectadas, se debe al “trabajo catastrófico [que realizaron empleados de CFE], fue la empresa que acabó devastando la zona, pero antes de ellos fueron las empresas de fibra óptica como Cablevisión y Axtel, así como Metrogas. Ellos fueron los que empezaron con el gran deterioro de la calle y, obviamente, la autoridad al no detenerlos. Tenemos documentado desde hace seis años todo lo que se fue haciendo”.

Aseveró que a Hamburgo “la última vez que le metieron mano fue cuando Marcelo Ebrard era candidato a jefe de gobierno”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS