17 | FEB | 2019
En un recorrido por calles de la Zona Rosa, este diario constató la presencia de enormes baches en Amberes y Génova, que impiden el libre tránsito de los ciclistas y ponen en riesgo su seguridad al buscar la manera de sortearlos (IVÁN STEPHENS)

Ciclistas también sufren por los baches de la Zona Rosa

12/12/2016
01:06
Phenélope Aldaz
Ciudad de México
-A +A
Además enfrentan calles estrechas donde confluyen autos, motos y diableros; usuarios de Ecobici proponen una ciclovía para mejor la seguridad

[email protected]

Los baches que tienen inundada a la Zona Rosa no sólo afectan a los automovilistas, sino también a los ciclistas, quienes pedalean por calles como Hamburgo, Liverpool y Londres.

“Falta mucho por componer, en cuestión de pavimentación sí está muy deteriorado. No sé por qué no le invierten nuestros gobernadores. Me he encontrado demasiados baches, esta calle [Liverpool] es una de las más afectadas de la zona”, denunció Alain Esquivel.

Después de haber tomado una bicicleta del Sistema Ecobici, asegura que debido a las malas condiciones del pavimento, es muy precavido en su andar por la Zona Rosa, y aunque se ha salvado de sufrir algún accidente, sí le ha tocado presenciarlos.

“Sobre todo caídas de chicas que se han ido a baches o incluso a coladeras que luego las dejan abiertas”, relata Alain sobre los incidentes que ha presenciado. El joven considera que “debido a lo estrecho de la calle no se puede poner” una ciclovía, aunque podría ser una opción para mejorar las condiciones de seguridad de los ciclistas “porque luego los vehículos no respetan”.

El UNIVERSAL ha dado cuenta del deterioro en que se encuentra esta zona emblemática de la colonia Juárez, en la delegación Cuauhtémoc. La calle de Hamburgo es una de las más afectadas, con al menos 34 reportes de oquedades, a través de la aplicación Bache 24, de los cuales hasta la semana pasada sólo habían sido atendidos tres.

Sobre esta vía se encuentran al menos tres grandes hoyos, que complican el paso de los vehículos, además de que ponen en riesgo a ciclistas, peatones y motociclistas, pues al intentar sortear el bache, los automovilistas bloquean el paso del resto de los transeúntes.

“Caminando o en bici, el terreno es rudo. Ya en una ocasión por ir distraído me clavé en un ‘bachezón’ y me caí”, relató Fabián, usuario también de Ecobici y quien frecuenta la zona así como la colonia Condesa.

Además de los baches, ciclistas se enfrentan a calles estrechas donde tienen que pelear su espacio con los coches, motos, triciclos e incluso diableros y camiones que reparten mercancía en los comercios de la zona.

“Arreglan toda la ciudad, pero se olvidan de la Zona Rosa, cada vez tiene más baches, ojalá ahora sí la atiendan”, expresó una vecina quien tuvo que sortear el paso de los vehículos y los hoyos que invaden la calle de Londres.

Durante un recorrido, EL UNIVERSAL también pudo constatar que sobre Génova, que conecta el Paseo de la Reforma con la Glorieta de Insurgentes, también es utilizada por los ciclistas quienes no descienden de su bicicleta pese a que se trata de una calle peatonal.

La Zona Rosa, de acuerdo con denuncias vecinales y de comerciantes del lugar, se encuentra en un deterioro acumulado de una década. Pese a que distintas administraciones del gobierno central y de la delegación han prometido su recuperación, ésta no se ha concretado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios