“Inspección de verificentros, sin tinte político”

Dijeron que estaban listos, pero vemos que no es así: Haro Bélchez; insta titular de Profepa a reabrir centros a más tardar el lunes

Guillermo Haro, titular de la Profepa (FOTOS: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Metrópoli 08/07/2016 01:06 Julián Sánchez - enviado Actualizada 02:58

[email protected]

La labor que realiza la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) relacionada con las inspecciones en verificentros no es política, sino que tiene que ver con el mejoramiento de la calidad del aire, afirmó el titular de ese institución, Guillermo Haro Bélchez.

El funcionario federal deslindó de alguna responsabilidad a la Profepa de las clausuras que se han realizado en dichos centros, las cuales —dijo— están debidamente fundadas y motivadas, por lo que la responsabilidad es de los concesionarios.

En medio de la polémica, Haro Bélchez llamó a los gobiernos involucrados “a reforzar nuestra coordinación, evitar la confrontación y sumarnos todos al único objetivo que perseguimos, que es poner orden en los verificentros, revisar que sus equipos funcionen adecuadamente y lograr mejorar, en seis meses, sensiblemente la calidad del aire de todos los estados de la megalópolis”.

Detalló que se han clausurado 103 líneas en 23 verificentros de un total de 35 visitados en las seis entidades que componen la megalópolis, de las cuales ocho corresponden a la Ciudad de México, de 10 centros inspeccionados. “Las clausuras impuestas hasta hoy en algunas líneas de verificación, de los 35 verificentros, 8% del gran total, no es por la calibración de los dinamómetros, sino del sistema de pesas, y si no tenemos la certeza de que éstas estén calibradas adecuadamente o certificadas por un laboratorio independiente, la muestra final, con el otorgamiento del holograma, no es confiable”.

Resaltó que “el cierre del supuesto mantenimiento de algunos verificentros es una decisión personal de los titulares de las concesiones”. Pidió a las autoridades que alienten la apertura de esos sitios y dijo que hay compromiso para ésto sea a más tardar el próximo lunes.

Sobre la causa de las clausuras insistió que “corresponden a la indebida calibración no acreditada por un laboratorio independiente de su sistema de pesas, no de los dinamómetros como se ha pretendido hacer ver, ni mucho menos por falta de documentos que expide la propia autoridad que hoy inspecciona.

“Ni Semarnat, ni Profepa otorgan documento alguno para garantizar la correcta medición de los verificentros”, reiteró el funcionario.

Expuso que “los gobiernos locales tienen la obligación de revisar el correcto funcionamiento, apertura de todos los verificentros y también tienen, como lo vamos a solicitar formalmente, la obligación de hacerlo, para en su caso, si no hay causa fundada y motivada, poder iniciar la revocación de las concesiones otorgadas”, por lo que no existe impedimento legal para abrir.

Resaltó que existe normatividad vigente, paralela a la que entró en vigor el pasado 1 de julio, que debieron respetar los titulares de los verificentros y que al no cumplirse no hay confianza en el otorgamiento de hologramas que se dieron antes del presente mes. “Se dijo unos días antes de la entrada en vigor de la norma que todos estaban listos, me refiero a los gobiernos locales y a los verificentros. La realidad de la muestra que hoy hemos hecho pública, demuestra lo contrario”, destacó Guillermo Haro.

Temas Relacionados
Haro Bélchez

Comentarios