Acusan daños a edificios por obra irregular en Coyoacán

La obra inició en noviembre pasado y fue suspendida por la demarcación en enero de este año por medidas de seguridad, pero los trabajos se reanudaron (GERARDO SUÁREZ. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 16/07/2016 01:04 Gerardo Suárez Actualizada 01:04
Guardando favorito...

[email protected]

Sin manifestación de construcción a la vista ni datos claros que brinden las autoridades delegacionales del proyecto, además de afectaciones a viviendas colindantes, una obra en construcción sigue en curso en el predio de Miguel Ángel de Quevedo 617, colonia Cuadrante San Francisco.

La obra inició en noviembre pasado y fue suspendida por la demarcación en enero de este año por medidas de seguridad, pero los trabajos se reanudaron y vecinos denunciaron que se mantiene la opacidad, pues aunque los constructores reportaron que se hará una casa, en el sitio se observa que se edificará algo más grande.

“No puede ser una obra para una casa, pues hicieron una excavación muy profunda y han colocado muchas columnas”, cuestionó el vecino de la construcción Alejandro Peña.

Para construir el particular tramitó el pasado 21 de octubre, ante la delegación, un registro de manifestación de obra tipo A, categoría que sólo aplica para hacer una vivienda unifamiliar de hasta 200 metros cuadrados.

El solicitante reportó que el predio mide 263.99 metros cuadrados, sólo se usarán 89 metros cuadrados para el desplante de una casa de dos pisos con sótano y se dejarán 179.2 metros cuadrados de área libre (67.8%).

Sin embargo, habitantes inconformes con el proyecto señalaron que no se dejó área libre, pues los constructores hicieron un sótano que abarca la mayoría del terreno y ahora se realizan tanto muros como columnas perimetrales de los niveles superiores.

En el predio se puede aplicar un uso de suelo habitacional en dos niveles máximo, con 40% de área libre, o habitacional mixto con cuatro niveles y 30% de área libre, según la página de internet de la secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda; sin embargo, para construir, el particular debe obtener el permiso acorde a su proyecto.

Otra irregularidad es que no hay un letrero visible en la fachada con datos de la manifestación de construcción, tipo y uso del proyecto, así como nombres de los responsables de obra, como establece el artículo 35 del Reglamento de Construcciones.

En un recorrido se observó que han surgido grietas en inmuebles contiguos; a un costado de la obra, en el inmueble de Quevedo 615 surgieron fisuras en una columna que da a la calle, mientras que en otro edificio, ubicado detrás de la obra, también se observaron grietas, presuntamente por el proceso constructivo.

Además el tapial del predio invade la vía pública, pues ocupa un metro de ancho de banqueta.

Los vecinos acusaron que durante la excavación se secó un manantial y el agua se arrojó al drenaje, pero aun con esto la obra sigue.

Los vecinos exigieron a la delegación Coyoacán aclarar la legalidad de la obra o, en su caso, cerrarla de nuevo.

Se solicitó la versión de la delegación Coyoacán, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Temas Relacionados
Daños a edificios
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios