Gobierno debe declarar plan de sustitución de micros, piden especialistas

Fernando Páez, director de Sistemas Integrados de Transporte de CTS Embarq, mencionó que hasta el momento no se conoce de manera oficial cuál va a ser el mecanismo para el cambio en el transporte público

Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Metrópoli 14/06/2016 15:41 Diana Delgado México Actualizada 16:05
Guardando favorito...

La sustitución de unidad por unidad de trasporte público sería insuficiente si no existe un verdadero esquema que garantice tanto la rentabilidad para los concesionarios como la regulación en la calidad del servicio para los ciudadanos, señalaron especialistas.

En entrevista, Fernando Páez, director de Sistemas Integrados de Transporte de CTS Embarq, mencionó que hasta el momento no se conoce de manera oficial cuál va a ser el mecanismo para el cambio en el transporte público y destacó que la sustitución tendrá que ser paulatina "pero con un plan bien establecido que se permita que alcancen los tiempos".

Por su parte, la directora de CTS Embarq, Adriana Lobo, señaló que sí es viable lograr la sustitución de 14 mil unidades, pero insistió que además del plan de modernización se requerirá presentar un programa de financiamiento económico.

"Es algo grande, algo importante para la ciudad, entonces si existe un buen plan organizativo y un buen esquema financiero se puede lograr el cambio", dijo.

Según especialistas, un microbús puede costar 500 mil pesos, mientras que un autobús a gasolina puede estar en un millón y medio; un híbrido hasta en dos millones y medio de pesos y un eléctrico superaría los tres millones. Es decir, significaría un gasto de más del cien por ciento "y hay que buscar quién va a pagar por eso".

Fernando Páez recalcó la importancia de analizar las tarifas en el transporte público, pues explicó que si mejora la calidad del transporte e incluso las unidades cuestan más, es imposible mantener el mismo costo.

Para ello, dijo, es necesario que se lleven a cabo estudios técnicos que indiquen cuánto cuesta mover a una sola persona y con base en eso determinar de qué manera puede apoyar el gobierno a los empresarios para que la tarifa sea asequible.

"Y el costo va a depender del tipo de unidad, del servicio que preste, de las características y beneficios que brinde, pues tener aire acondicionado o que sea autobús eléctrico implica un gasto mayor, pero eso solo se va a determinar con un estudio técnico", dijo.

De acuerdo con los especialistas, cuatro pesos es una tarifa que no permite sustentar un modelo a largo plazo que mantenga la calidad de servicio y como parte de las tareas del gobierno estarán trabajar en un esquema que permita que el servicio se mantenga.

"Actualmente no hay un esquema operativo claro, la gente no nota la diferencia en cómo se prestaba el servicio antes en comparación con el de ahora. Incluso las empresas que se organizaron están atravesando problemas financieros".

Señalaron que resultaría irresponsable dar un estimado del costo de la tarifa si antes no se realiza un estudio técnico, pues deben tomarse en cuanta diversos factores para determinar cuánto puede costar y a partir de ahí de cuánto va a ser la intervención del gobierno.

afcl

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios