Defiende Sedema la necropsia a Bantú

La secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller, y el director Técnico y de Investigación de la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre, Fernando Cortés Villavicencio, coincidieron en que el trato que se dio a los restos del gorila Bantú durante la necropsia fue el adecuado, en apego a protocolos nacionales e internacionales.

Metrópoli 12/07/2016 01:05 Phenélope Aldaz Actualizada 01:05
Guardando favorito...

[email protected]

La secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller, y el director Técnico y de Investigación de la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre, Fernando Cortés Villavicencio, coincidieron en que el trato que se dio a los restos del gorila Bantú durante la necropsia fue el adecuado, en apego a protocolos nacionales e internacionales.

Ambos reconocieron que las imágenes publicadas ayer por EL UNIVERSAL corresponden a la sala de necropsias de la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre de la Sedema. Afirmaron que aun cuando las imágenes para el público en general son fuertes, los cortes hechos en el cuerpo del animal son los indicados para obtener muestras de órganos y tejido, a fin de determinar la causa del deceso.

“Lo que sí te puedo asegurar es que no hicimos nada innecesario ni ilegal para poder hacernos de los órganos y conocer la causa de la muerte del ejemplar”, sentenció Fernando Cortés en entrevista con este diario.

“Las imágenes para una persona que no es médico o médico veterinario son impactantes, porque se encuentra el ejemplar con algunas secciones que pareciera que son incorrectas. Lo que sí te puedo decir es que estamos esperando los estudios de esa necropsia y los resultados, para nosotros realmente saber qué vamos a encontrar cuando tengamos los resultados del histopatológico de ese ejemplar”, afirmó.

En entrevista radiofónica, Tanya Müller explicó que los cortes que se hicieron al gorila eran necesarios para obtener muestras de tejidos, además de cumplir con los procedimientos de traslado, todo en apego a la norma NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002, sobre el manejo de residuos biológicos.

“Uno de los exámenes que se tiene que hacer es justamente de muestras del tejido cerebral y es la única forma de obtenerlo. Todo el procedimiento que ahí se expone es para las muestras que se tienen que tomar […] Los animales se tienen que desmembrar de tal manera que puedan ser trasladados en las bolsas de 60 kilos que expone la normatividad para su incineración, es un manejo de animales mayores”, dijo.

La secretaria precisó que una vez concluyan los exámenes se determinará el futuro que seguirán los restos de Bantú, aunque “una de las mejores opciones es la incineración”.

Protocolo internacional. Ayer, en su edición impresa, EL UNIVESAL dio a conocer las imágenes de la necropsia de Bantú, en las cuales se ve al ejemplar destazado y decapitado. En una de las escenas incluso se ve una bolsa con lo que parecieran órganos, en el suelo.

De acuerdo con el director Técnico y de Investigación de la Dirección de Zoológicos, Fernando Cortés, el protocolo seguido durante la necropsia del gorila de tierras bajas corresponde a lo estipulado en el Plan de Sobrevivencia de la Especie de Gorila, avalado por la Asociación de Zoológicos y Acuarios de Estados Unidos (AZA).

—¿El procedimiento realizado es el normal que se hace con cualquier especie que fallece?

—Es un procedimiento normal para la dirección hacer la necropsia del ejemplar para obtener los datos más certeros de la muerte.

—¿Retirarle la piel del rostro al gorila era necesario?

—Lo que nosotros queríamos encontrar era el cerebro para poder hacer también los cortes pertinentes en este órgano, llevarlos al histopatológico. Entonces para eso debes saber que la tapa craneana del ejemplar está cubierta por una capa muy gruesa de tejido muscular, de grasa y luego de piel, entonces para poder llegar hasta el encéfalo necesitábamos hacer el retiro de la piel para poder llegar a esta situación. Así lo marcan los protocolos del SCP en las necropsias.

—Hay una imagen con una bolsa en el piso, con un órgano, que genera polémica sobre un trato indigno o no adecuado para el animal.

—Es una dinámica que tenemos que seguir, si estás dentro de una sala de necropsia te encuentras moviéndote continuamente. Las bolsas amarillas que se ven ahí [en las fotos] son las bolsas correctas para depositar los órganos, seguramente en el momento de la foto estábamos en esa dinámica de subir, bajar y mover cosas, para poder empacar al ejemplar debidamente.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios