21 | MAR | 2019

Temen que gasolinazo deja al campo mexicano en "emergencia"

07/01/2017
00:33
Axel Avendaño
-A +A
Así lo consideró Milo Montiel, integrante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala

El campo mexicano se puede enfrentar ante una situación de "emergencia" debido al aumento en el precio de los combustibles, pues con un diesel y gasolina más caros podría disminuir la producción de alimentos, y ante un desabasto de estos el gobierno federal tendría que recurrir a las importaciones, en detrimento del sector agrícola nacional.
Así lo consideró Milo Montiel, integrante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), quien además calificó como una "mentira" el discurso del gobierno en relación a que el alza en los combustibles va a afectar principalmente a las clases sociales más altas.
"Todos los insumos, toda la generación de semilla, todo el traslado y transportación de los alimentos es a través del diésel, entonces lo que va hacer este aumento es agravar la situación de crisis alimentaria que hay en el campo, va a provocar hambre y una situación de emergencia porque el gobierno va a solucionar la caída en producción de alimentos con importaciones, lo cual va a tirar la producción nacional", subrayó en entrevista durante una manifestación en la caseta de la autopista Mexico-Cuernavaca.
Añadió que por ello "es una mentira que el incremento sólo afecta a quien más tiene, ya que la mayoría de quienes cultivan en México son campesinos de subsistencia y ellos venden su alimento y su producto para comer, y con las importaciones esta actividad se va a ir al suelo".
Jesús Carmona, dirigente de los horticultores de la delegación Tláhuac y quien también asistió a la protesta, coincidió en que el alza en los combustibles sí afecta a las clases sociales más bajas, aunque el gobierno federal diga lo contrario.
"Claro que sí afecta y sobre todo a los campesinos porque para la maquinaria del campo y para transportar el producto se utiliza gasolina, en sí todo el proceso para que se den las hortalizas necesita de ese combustible, para todo se requiere y pues esto 'nos da en la torre'".
"Nos pega muchísimo a nosotros, al sector de productores", enfatizó.
Por estas razones advierten que no cesarán en sus protestas y ya alistan marchas para los próximos días. 
Incluso mencionan la posibilidad de que el 30 de enero se llame a un paro nacional de productores del campo, quienes "se manifestarán con todo y su maquinaría en las carreteras de sus respectivas regiones", con el objetivo de hacerse escuchar pues hasta ahora, acusan, todos sus reclamos han llegado a "oídos sordos".
 

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios