Fallece niño de 3 años mordido por un pitbull

Tras 12 días de estar internado en el área de terapia intensiva, el menor sufrió una falla multiorgánica
Iker ya había sido diagnosticado con muerte cerebral y estaba conectado a un respirador artificial
13/12/2016
01:26
Hilda Fernández / Corresponsal
-A +A

Saltillo.— Por más esfuerzos que hizo una docena de médicos por salvarlo, Iker Misael Ulloa Muñiz, de tres años, a quien un perro pitbull le destrozó la garganta perdió la batalla.

Ayer por la mañana su corazón dejó de latir y fue declarado oficialmente muerto por los doctores en el Hospital Universitario. El niño, diagnosticado con muerte cerebral desde la semana pasada, falleció a las 10:35 horas de este lunes debido a una falla multiorgánica, informó el subdirector médico del hospital, Jorge Manuel Serrano Sandoval, y el jefe de Pediatría, José Guadalupe Rosales.

Aunque estuvo conectado a un respirador artificial, la salud de Iker Misael se deterioró porque no tenía actividad cerebral, hasta que sus riñones, hígado, corazón y otros órganos colapsaron.

Dijeron que no era posible que ocurriera un milagro de vida porque ya no había ninguna reacción del cerebro, tal como lo notificaron en su momento a los padres y sus familiares.

El perro le provocó lesiones severas en la tráquea, vasos sanguíneos, pulmones, músculos, piel, varios órganos y el sistema respiratorio, heridas por las que Iker Misael permaneció internado 12 días en el área de terapia intensiva del hospital, donde acudió a dar fe del deceso un agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Coahuila.

El niño era bisnieto de la ex diputada local del partido Unidad Democrática de Coahuila (UDC), Norma Alicia Delgado Ortiz, reconocida luchadora social en el estado.

El pasado 1 de diciembre el pequeño fue agredido afuera de su casa por Max, el can de los vecinos de enfrente, en la colonia Las Margaritas, un sector popular de Saltillo.

Ana Yulisa, de 19 años de edad y madre del niño, también fue herida en la cara por el pitbull, hasta que varios vecinos lograron quitárselo.

El Comité de Trasplantes determinó, por unanimidad de votos de sus integrantes, que el menor no podía ser donador de órganos ni tejidos debido a que sería un alto riesgo para quienes recibieran los trasplantes, debido a que podrían estar contaminados con la saliva del perro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS