Se encuentra usted aquí

Urgen a proteger Malecón Tajamar

Activistas reman a lo largo del canal Sigfrido a manera de protesta; piden a líderes de COP13 medidas para cuidar ecosistema
En la tercera edición del Global Canoe, integrantes de Greenpeace remaron 9.6 kilómetros de ida y vuelta para exigir medidas efectivas para la protección (ADRIANA VARILLAS. EL UNIVERSAL)
12/12/2016
01:20
Adriana Varillas / corresponsal
-A +A

[email protected]

Cancún.— Más de 200 personas a bordo de canoas, kayaks y veleros cruzaron la mañana de ayer el Sistema Lagunar Nichupté en Cancún, a favor de las etnias y comunidades indígenas y la protección de los recursos naturales, así como la conservación del Malecón Tajamar y de la selva amazónica, como parte de la tercera edición del Global Canoe. 

Las embarcaciones desfilaron a lo largo del sistema lagunar Nichupté, a través del canal Sigfrido, hasta llegar al Malecón Tajamar.

“¡Salvemos al manglar!”, pedían unos, mientras otros gritaban: “¡Tajamar, Tajamar, Tajamar!”, en referencia a esta zona ubicada en Cancún, con una extensión de 74.8 hectáreas de selva baja, humedales y sabana.

Al menos 22 hectáreas de Tajamar fueron destruidas la madrugada del 16 de enero pasado, donde se proyectaba un desarrollo turístico de Fonatur, que se encuentra en litigio tras las protestas por el desmonte del manglar.

Organizado por Greenpeace-México, la Alianza Mesoamericana de Pueblos Indígenas y Bosques y la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas, ayer los participantes lanzaron un llamado urgente a los líderes mundiales reunidos en la Cumbre Mundial sobre la Biodiversidad (COP13), para adoptar medidas efectivas para la protección real de los ecosistemas.

La demanda incluye el reconocimiento del derecho de las etnias y las comunidades locales, así como la consulta previa, libre e informada —principio consignado en el Convenido sobre la Biodiversidad Biológica— para participar, opinar y decidir acerca de la realización o no de obras, proyectos o actividades en sus tierras.

A esta acción pacífica acudieron líderes de pueblos de México, Centroamérica, la Amazonia, Estados Unidos, Indonesia y Marruecos, así como integrantes de Greenpeace, entre otros, convocados a través de las redes sociales y quienes remaron 9.6 kilómetros de ida y vuelta.

Los asistentes portaron mensajes para exigir la protección de la biodiversidad y la integración de las comunidades en las políticas nacionales que permitan un manejo integral de los ecosistemas para hacer frente a retos como la extinción masiva de especies y el calentamiento global que enfrenta el planeta.

Según el Banco Mundial, cerca de 80% de la biodiversidad se ubica en territorios indígenas. En México, 51.4% del territorio nacional se encuentra bajo un esquema de propiedad social, por lo tanto, pertenece a ejidos o comunidades.

Al término de la protesta marítima, el campañista de Océanos de Greenpeace-México, Miguel Rivas Soto, dijo que el decreto de creación de cuatro nuevas áreas naturales protegidas en el país, torna urgente la elaboración y publicación de sus respectivos planes de manejo, los cuales deben incorporar la opinión de la comunidad.

En México, de 176 áreas naturales protegidas, sólo 39% cuenta con planes de manejo, instrumentos que establecen los lineamientos para el aprovechamiento, conservación y protección en los polígonos sujetos a dicho esquema especial.

La cantante Ximena Sariñana llamó a autoridades involucradas en el tema a escuchar la voluntad de la ciudadanía: “Espero que lo de Tajamar sea una experiencia positiva y que las instituciones realmente nos ayuden a mantener estas zonas intactas”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS