Supuesto secuestro desata alerta en Piedras Negras

Autoridades se movilizan por un reporte de una persona que habría sustraído a tres personas de un autobús de pasajeros; autoridades municipales consideran que el supuesto plagio más bien obedeció a un trato con un "pollero"
12/12/2016
02:15
Corresponsalía
-A +A

El presunto secuestro de tres pasajeros de un autobús de la Línea de Transportes “Anáhuac” que venía procedente de Toluca, Estado de México, con destino a ciudad Acuña, provocó que se activara el “Código Rojo” de emergencias policiales y que se desplegara un fuerte operativo policiaco para buscar a los supuestos plagiados. Uno de los implicados fue detenido.

Se llama Ángel N, de 23 años de edad, con domicilio en esa ciudad. Le fue asegurado un automóvil y 21 mil pesos en efectivo.

El es uno de al menos tres involucrados en el presunto tráfico de migrantes, pues según declaraciones del chofer del autobús no fueron utilizadas armas, ni tampoco los amenazaron.

El operativo de las autoridades propició que decenas de patrullas de fuerzas municipales, estatales y federales ubicaran en menos de media hora al hombre que “se llevó” a los tres viajeros.

Fernando Purón Johnston, alcalde de Piedras Negras aclaró que no fue secuestro, pues todo parece indicar que se trató de un acuerdo de estas tres personas con algún “pollero” para que los pasara de ilegales a Estados Unidos.

Explicó que minutos antes de las 14:00 horas de este domingo 11 de diciembre, una mujer reportó al número de emergencias “911” que su esposo le habló por su teléfono celular  y le dijo que unos sujetos habían detenido el camión y estaban bajando a tres pasajeros, esto a la altura de la Plaza de las Culturas.

Testigos informaron que los individuos iban a bordo de dos  automóviles un Stratus Dorado sin placas y un Malibú Blanco con placas CP2-Y417 de Texas, Estados Unidos, lo que permitió agilizar la búsqueda de los presuntos delincuentes.

De acuerdo con las primeras pesquisas y versiones de los testigos,  un sujeto que subió en la Central de Autobuses de aquí de Piedras Negras, habló con tres migrantes y poco después hizo una llamada por su celular.

Posteriormente  pidió al chofer que detuviera la unidad, luego los cuatro bajaron del autobús y abordaron dos carros.
 

 

ml
 

Mantente al día con el boletín de El Universal