23 | FEB | 2019
Caso. Faustino Castro, esposo de María Olguín, asegura que su pareja no ha podido recordar cómo sobrevivió durante 63 días (ESPECIAL)

Mujer rarámuri desaparecida, con síntomas de amnesia

12/12/2016
01:30
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
-A +A
Tarahumaras piden investigar la posible privación de la libertad de indígena hallada en el monte

Culiacán.— Parca, con frases entrecortadas porque casi no habla español y con el rostro demacrado por la desnutrición, la indígena María Olguín —desaparecida durante 68 días— dijo no recordar nada de lo que le sucedió hasta que la policía la encontró mientras deambulaba en el monte.

La mujer rarámuri —quien recientemente fue dada de alta del hospital en donde la internaron por un cuadro de deshidratación y problemas renales— junto a su esposo y otros compañeros se instaló en la escalinata de la catedral, para solicitar ayuda alimentaria.

Su esposo, Faustino Castro, de 39 años, dijo que aún no logra entender lo que le sucedió a su cónyuge la tarde del 27 de septiembre, cuando abandonó el hospital donde estaba internado el más pequeño de sus nueve hijos, Ángel, de dos años, por neumonía. “Platiqué con ella, pero no me dice casi nada de dónde estuvo o qué comió”.

María no pudo precisar dónde permaneció esos días y dijo que sólo recuerda haber pedido agua y alimentos en una casa, en cuyo patio trasero durmió, sin que los dueños se percataran de su presencia.

El líder tarahumara José Román López, quien en la segunda semana de septiembre encabezó al grupo para instalar un campamento en el exterior de la catedral, pidió a las autoridades judiciales no cerrar las investigaciones del caso.

En esa ocasión, los tarahumaras procedentes de la comunidad de Cuitaboca, Sinaloa, plantearon al gobierno del estado la construcción de caminos, programas de salud y empleos, entre otras demandas.

Recordó que Faustino Castro declaró ante el ministerio público que su esposa le comentó que un guardia del Hospital Pediátrico de Culiacán, donde fue internado su hijo, acosaba a María.

Según la declaración, el guardia se le había acercado en varias ocasiones a María para ofrecerse acompañarla a bañarse, por lo que se pidió a las autoridades judiciales que investiguen si existió una privación ilegal de la libertad de la mujer.

Sin embargo, de acuerdo con las investigaciones de la Procuraduría de Justicia de Sinaloa, encontraron a la mujer tras la información de una vecina de Sanalona: María deambulaba entre el monte, con graves problemas de deshidratación y renales.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios