Fiscal en NL reconoce que estrategia en caso Medina no funcionó

Afirma Ernesto Canales Santos.

Estados 27/10/2016 00:17 David Carrizales / Corresponsal Monterrey Actualizada 00:17

Nuevo León es un ejemplo nacional de combate a la corrupción, pues mientras aquí se procede de manera profesional con apego a derecho, en los casos de Sonora y Veracruz, por ejemplo,  se actúa políticamente, por una venganza de PRI contra PAN  y de PRI contra PRI, por una operación de “autolavado”, afirmó el Subprocurador Especializad en Combate a la Corrupción, Ernesto Canales Santos.

El funcionario admitió que la fiscalía no pudo vincular a Rodrigo Medina por peculado y daño al patrimonio estatal, sino sólo por ejercicio indebido de funciones, por seguir una estrategia jurídica que no funcionó.

Explicó que de acuerdo con el nuevo sistema de justicia penal, la fiscalía debe informar a la defensa de un indiciado cualquier desarrollo que vaya teniendo el asunto; “no quisimos dar a la defensa (de Rodrigo Medina) la totalidad de los argumentos en su máximo desarrollo, sino sólo la esencia de los mismos”.

Sin embargo, el juez de control estimó que sólo había elementos para vincular al ex gobernador por uno de los tres delitos, y después en la audiencia de apelación, un magistrado del Tribunal Superior de Justicia, no le permitió a la fiscalía ampliar los argumentos.

El funcionario respondió a los cuestionamientos de las bancadas del PAN y el PRI, durante la Glosa del Primer Informe del gobernador Jaime Rodríguez, ante lo que calificaron de pobres o nulos resultados de la fiscalía especializada para castigar a los corruptos, donde incluso la fracción del blanquiazul le pidió que renuncie, y le advirtió que él mismo puede ser procesado por ser omiso en su función, y se haría acreedor a una pena de uno a diez años de prisión.

El priísta Gabriel Tláloc Cantú expresó que después de casi once meses de que fue creada la subprocuraduría, “no ha habido un solo resultado favorable de esta subprocuraduría” con el encarcelamiento de un solo implicado, en las investigaciones iniciadas por desvío de recursos contra funcionarios y ex funcionarios estatales, o municipales.

Cantú agregó que como estudiante de Derecho admiraba a Ernesto Canales, pero ahora se siente decepcionado de su labor.

“Nos desanima mucho el cero en resultados, si fueran cuatro jonrones y una base por bolas en un partido de beisbol,  se cambia al pitcher”, dijo el priísta, ante lo cual señaló Canales, “el beisbol también tiene sus reglas y el juego se decide hasta que cae el ultimo out”, y es que argumentó, la vinculación a proceso ya es un castigo para un procesado.

Argumentó que no ha sido por omisión o incapacidad el que hasta el momento no haya un solo ex funcionario o integrante del actual gobierno en prisión. “La cárcel es sólo para después de haber sido condenado, no antes, y para haber sido condenado se necesita un proceso”, aseveró.

“A mí me avalan los más de 50 años de experiencia. No soy un improvisado, no vine aquí a ganar fama, sino a entregar la experiencia de mi trabajo en beneficio de la sociedad, he participado en cambiar la justicia penal, y ahora hay un procedimiento abierto al público, donde la actuación del juez puede ser aquilatada por la sociedad, ahora sí los corruptos irán a la cárcel después de un proceso abierto al público, creíble no por una decisión política”, señaló el subprocurador.

Canales Santos afirmó que los resultados de la fiscalía han sido magníficos, extraordinarios, no sólo a nivel estatal sino nacional, y la prueba es que están vinculados a proceso un ex gobernador (Rodrigo Medina) y una ex alcaldesa ( Margarita Arellanes), “lo que no es una cosa menor, por eso no acepto que los resultados son pobres, al contrario, son extraordinarios”.

Dijo que a escala nacional no hay un sistema anticorrupción, por eso cuando se actúa por consigna, contra alguien que cae en desgracia política o es objeto de una venganza “hay una eficiencia impresionante” en el aparato de justicia, de lo contrario prevalece la impunidad y no es casual que no se castiga el 98% de los delitos.

“Por eso Nuevo León está destacando porque no se está actuando de una manera política sino profesional, institucional. El caso de Sonora está claro que es un PRI contra PAN, y el caso de Veracruz es un PRI contra PRI, con ganas de autolavado”, dijo Canales ante el pleno del Congreso.

Canales Santos aseguró que no obstante el buen trabajo que hizo la subprocuraduría, no puede garantizar que los ex funcionarios de Medina y el mismo ex gobernador pisarán la cárcel, porque hay independencia del Poder Judicial y al dictar sus resoluciones, una parte va a ganar y la otra va a perder.

Afirmó que él también se siente frustrado como la sociedad y los legisladores, pero no con los resultados, sino con el sistema de justicia, que permite la impunidad, y que se persiga por venganzas o motivos mezquinos, no de orden legal.

“Eso es lo que me causa frustración, porque hay obstáculos en diversas leyes, tendría que haber una voluntad muy fuerte contra la corrupción”, en cambio dijo, los diputados sólo buscan que haya autonomía en la nueva fiscalía general y subprocuraduría anticorrupción, “por eso estoy frustrado porque veo de parte de ustedes y de sectores de la sociedad que no aprecian el  esfuerzo, y no es que esté buscando aplausos, sino que los ciudadanos sientan que están protegiendo sus intereses”.

 

ml

Comentarios