Presunto asesino de doctora tenía red ilegal de medicamentos

El pasado domingo, en la marcha nacional por el Día del Médico, familiares de la doctora Adela Rivas Obé exigieron castigo para el responsable de su muerte (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Estados 25/10/2016 01:22 Vania Pigeonutt / corresponsal Actualizada 01:22

Chilpancingo. — Édgar Arturo “N”, el supuesto asesino de la doctora y directora de microzona del IMSS, Adela Rivas Obé, era encargado administrativo de una unidad médica en la población de Petacalco, La Unión, y cobraba de 15 mil a 20 mil pesos por las medicinas controladas que hurtaba y después vendía, según investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El fiscal Xavier Olea Peláez confirmó la detención del imputado, cuya audiencia pública es hoy, y confió en que con base en lo recabado dentro de la investigación por el delito de homicidio calificado, el juez de control vincule a proceso (formal prisión en el pasado sistema) al presunto asesino.

En conferencia de prensa en Acapulco, Olea detalló que con la colaboración de la Procuraduría General del Estado de Michoacán lograron su detención.

Dijo que a través del rastreo de llamadas de la doctora —los últimos a los que había llamado el 22 de septiembre antes de su desaparición— dieron con el supuesto culpable en Petacalco.

Dijo que el presunto homicida privó de la libertad y asesinó a Adela Rivas Obé, de 52 años, quien investigaba la zona que comprende los municipios costeños de Atoyac, Benito Juárez, Zihuatanejo y La Unión por el hurto de medicamento controlado, como sicotrópicos y pastillas para el dolor que son de alto costo y difícil obtención.

La doctora le informó que iba a denunciarlo por esos hechos.

Olea aseguró que la delegación del IMSS en Guerrero dijo que no tenía conocimiento de los hechos en la clínica de Petacalco, donde trabajaba el presunto homicida: “Dijo que no tenía robos de estos medicamentos. Sabemos que este sujeto se robó más de 200 o 300 unidades en los últimos días, y que los vendía al público”, señaló.

En un paraje de la playa de Majahua, Zihuatanejo, el cuerpo de la mujer en estado de descomposición fue encontrado el 11 de octubre, 21 días después de su desaparición.

Hasta el 17 de octubre la familia, que realizó protestas para exigir la aparición de Rivas Obé, confirmó con la FGE que se trataba de ella, luego de que se le practicaron pruebas de ADN.

Temas Relacionados
asesino de doctora

Comentarios