Suscríbete

Se llevan a dos curas y aparecen muertos

Grupo armado secuestra a los sacerdotes y su chofer en iglesia; Fiscalía identifica a un probable responsable; ven posible robo

La Conferencia del Episcopado Mexicano lamentó el asesinato de los sacerdotes en el norte de Veracruz y exigió justicia (ESPECIALES)
Estados 20/09/2016 01:20 ÉDGAR ÁVILA Y ASTRID RIVERA Corresponsal y reportera Actualizada 09:35

[email protected]

Xalapa.— Ayer por la mañana un grupo armado ingresó a la iglesia de Nuestra Señora de Fátima y se llevó a dos sacerdotes, quienes posteriormente fueron torturados y asesinados, lo que generó conmoción entre la sociedad veracruzana.

El crimen contra los curas ocurrió en el municipio petrolero de Poza Rica, región golpeada por la presencia de cárteles que se disputan el derecho de piso y las rutas para transportar drogas.

El grupo armado privó de la libertad a tres personas (dos sacerdotes y el chofer de uno de ellos) y, de acuerdo con testigos, los presuntos responsables se habrían llevado una caja fuerte, por lo que presumen que se trató de un robo.

A las pocas horas, el chofer fue localizado por elementos de Protección Civil y llevado a un hospital para ser valorado y después a declarar ante autoridades ministeriales.

Por la tarde, elementos de la Fuerza Civil ubicaron a los dos curas en un paraje sobre la carretera Papantla-Poza Rica, en el municipio de Papantla, zona conurbada de Poza Rica.

La Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Fiscalía Regional zona norte Tuxpan, detalló que han realizado 25 diligencias y cuentan con la identidad de uno de los probables responsables.

Agregó que, además de las evidencias halladas en el lugar, en el expediente se incluirán entrevistas y otros elementos de prueba, “hasta que estos ilícitos sean esclarecidos y él o los responsables sean llevados ante los jueces de control para que respondan por estos hechos”.

Indigna violencia. La Conferencia del Episcopado Mexicano lamentó el asesinato de los dos sacerdotes católicos. El presidente de la conferencia, Francisco Robles Ortega, expresó sus condolencias, cercanía y oración a la diócesis de Papantla, a su obispo y a los familiares de los dos curas:

“A los familiares de los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez y José Alfredo Suárez de la Cruz, que fueron privados de la vida, externamos nuestro dolor e indignación ante la violencia ejercida contra ellos”.

En Twitter el cardenal Norberto Rivera Carrera lamentó profundamente el asesinato de los sacerdotes y expresó sus condolencias al obispo de Papantla, José Trinidad Zapata.

A través del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México, el obispo de Papantla dijo desconocer el motivo de la ejecución. Precisó que el hallazgo se dio en un antiguo tramo de la carretera que está en desuso desde hace varios años. Los cuerpos estaban maniatados de pies y manos y tenían impactos de bala de grueso calibre, incluso en el rostro, detalló.

Otros asesinatos. En su Reporte Anual de 2015, el Centro Católico Multimedial indicó que en los primeros tres años de la administración del presidente Enrique Peña Nieto se han registrado 15 asesinatos de religiosos, de los cuales 11 corresponden a sacerdotes, uno a un seminarista y uno a un laico-sacristán; además de dos presbíteros desaparecidos.

Entre ellos está el crimen de dos curas del municipio de Ixhuatlán de Madero, Veracruz, en 2013.

Temas Relacionados
Sacerdotes muertos

Comentarios