Suscríbete

Recortan a municipios 16% en seguridad

Los estados, sin cambios, pero habían perdido 14.6% en 2016; especialistas creen que con menos recursos violencia subirá

ARCHIVO / EL UNIVERSAL
Estados 17/09/2016 01:20 David Carrizales / Corresponsal Actualizada 12:15

[email protected]

Monterrey.— Especialistas en seguridad alertan que reducir los fondos federales a la seguridad pública en municipios podría resultar contraproducente porque en el último año la violencia ha ido en aumento y seguirá escalando si se cuenta con menos recursos.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y julio de 2015, se registraron 20 mil 978 homicidios. En el mismo periodo de 2016 hubo 22 mil 36 casos, 5.04% más.

La situación resulta más preocupante si sólo se toman en cuenta los homicidios dolosos: de 10 mil 626 en 2015, se pasó a 12 mil 376 de enero a julio de 2016 (16.46% de incremento).

Sin embargo, en el Paquete Económico Federal (PEF), propuesto para 2017, se contempla reducir 16% los fondos federales destinados a la seguridad pública para los municipios y se mantienen sin cambios los recursos que se pretenden asignar a los estados y a la Ciudad de México, que el año anterior habían sufrido una baja de 14.6%.

Mientras este año se asignaron 5 mil 952.7 millones de pesos al Programa de Fortalecimiento para la Seguridad, antes Subsemun, en el PEF propuesto para 2017 se plantea una partida de 5 mil millones de pesos, 16% menos.

En el caso del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y de la Ciudad de México se proyecta asignar 7 mil millones de pesos para 2017, lo mismo que el año en curso. En 2015 la partida fue de 8 mil 191 millones de pesos. Para el año en curso se redujo en 14.6%, mil 191 millones de pesos menos.

Para Lilia Palacios, doctora en sociología, los recortes al gasto social y de seguridad son para atender los pagos de la deuda externa, mientras se mantienen intocados los privilegios de la clase política. La también investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) vio en esta disminución de fondos para la seguridad la oportunidad para que nos demos cuenta que la militarización no es la solución.

Recordó cuando Anders Behring Breivik asesinó a 77 personas en Noruega (2011) y Jens Stoltenberg, ex primer ministro noruego, resumió: “Nos hace falta más democracia”, es decir, no más cárceles ni más soldados. Expresó que ojalá se opte por buscar seguridad abriendo la democracia y generando más empleos.

Jesús González Ramírez, activista por la defensa de los derechos civiles y analista en temas de seguridad pública desde la perspectiva ciudadana, consideró que los recortes a estados y municipios harán que dispongan de menos recursos para contratar y capacitar elementos policiacos.

“La situación económica del país traería consigo mayor incidencia delictiva, como asaltos y robos a persona, negocios y a casa habitación, pues se prevé que empresas como Pemex y sus proveedores despidan a miles de trabajadores por los recortes presupuestales”, declaró.

“La estrechez económica también generaría mayor violencia doméstica por tensiones familiares”, señaló. Dijo que se estaría alentando una especie de círculo vicioso, porque “precisamente la alta incidencia delictiva de los últimos años es por el fracaso de las políticas públicas para brindar oportunidades de empleo, educación, salud, vivienda y desarrollo a la población”.

“Ante la violencia económica, surge la violencia social”, insistió. “Pero en lugar de invertir en programas sociales y medidas de prevención, el Estado respondió con políticas represivas, al sacar el Ejército a las calles, modernizar el armamento y contratar más policías en todos los niveles de gobierno”, indicó.

Sin embargo, “la violencia no se resolvió y ahora el gobierno ni siquiera puede invertir suficientes recursos para seguir apostando a la misma vía”.

Temas Relacionados
alerta seguridad

Comentarios