Suscríbete

Dan el último adiós a periodista de la nota roja

Aurelio Cabrera cubría la Sierra Norte, donde reportaba los hechos de violencia; SIP recuerda que es el undécimo asesinato ocurrido este año en el país

Colegas de Aurelio Cabrera Campos acudieron ayer a su sepelio en el panteón municipal de Huauchinango. Leen diversos pasajes bíblicos que el propio reportero había reproducido un domingo anterior, cuando fue a la Iglesia (OMAR CONTRERAS. EL UNIVERSAL)
Estados 17/09/2016 01:25 Edgar Ávila / Corresponsal Actualizada 01:25

[email protected]

Puebla.— Familiares y amigos de Aurelio Cabrera Campos, periodista poblano de nota roja, asesinado el jueves en la carretera México-Tuxpan, le dieron el último adiós en el panteón municipal de Huauchinango.

Los restos del director del semanario El Gráfico de la Sierra, quien es recordado como un hombre sencillo y solidario, fueron despedidos en medio de compañeros de medios de comunicación y decenas de flores enviadas a sus familiares.

A sólo 10 minutos de su casa y sin música de fondo fue llevado a su última morada en medio de una fuerte consternación de sus compañeros de nota roja, reporteros caracterizados por su gran solidaridad.

La pastora de la iglesia cristiana de la Tierra Prometida, Diana Salinas, a la cual pertenecía Aurelio, encabezó la lectura de diversos pasajes bíblicos que el propio reportero había reproducido un domingo anterior.

Sus amigos recordaron que aunque Aurelio vivía en Huauchinango, la mayor parte de su labor en la nota roja era en la cabecera municipal de Xicotepec, donde era respetado por su profesionalismo.

Como en otros estados del país, el reportero era el primer frente de batalla en la Sierra Norte. Ahí acudía constantemente a constatar de manera personal los hechos de violencia que ocurren cada vez
más frecuentemente.

Siempre que era buscado para algún dato periodístico de antaño estaba dispuesto a darlo, aunque el reportero que lo solicitara perteneciera a la competencia, recordaron sus colegas.

El comunicador es el segundo en perder la vida en Puebla de 2000 a 2016, según las últimas cifras dadas a conocer por la organización de defensa de periodistas Artículo 19.

El reportero fue atacado a tiros sobre la carretera federal México-Tuxpan, a la altura del kilómetro 107, cuando viajaba una camioneta Voyager Mercury de color vino y con placas de circulación TWB-6209 del Estado de Puebla.

Sus compañeros aún se despidieron de él en Xicotepec, cuando decidió regresar a su hogar a descansar luego de un largo día e incluso les pidió que se cuidaran.

Comen carnitas, arroz y tortillas. Sus hermanos de iglesia y sus familiares arrojaron decenas de flores en su cripta para despedirse y luego, solidarios, invitaron a todos los presentes a comer carnitas, arroz y tortillas de mano.

El crimen del periodista es investigado por la Fiscalía General del Estado, de manera conjunta con el fiscal especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República, Ricardo Nájera Herrera.

SIP condena asesinato del hombre. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato de Aurelio Cabrera Campos y recordó que es el undécimo ocurrido este año en el país, al tiempo que solicitó profundidad y diligencia en la investigación oficial para conocer los móviles y señalar a los responsables.

Indicó que se desconoce si había recibido amenazas de muerte y que al momento del ataque, en su vehículo llevaba ejemplares del semanario para su distribución del día siguiente.

El presidente de la SIP, Pierre Manigault, lamentó el asesinato y expresó su solidaridad con los familiares y colegas de Campos. Destacó que la violencia y la impunidad en México serán unos de los principales temas de discusión durante la Asamblea General de la SIP a realizarse en la Ciudad de México del 13 al 17 de octubre.

“Es imperativo que las investigaciones sean rápidas”. Manigault, presidente del diario estadounidense The Post and Courier, de Charleston, Carolina del Sur, expresó que aunque aún se desconocen las motivaciones del asesinato, “es imperativo que las autoridades mexicanas cumplan con su deber de investigar con rapidez y castigar a los responsables. “Mostrar resultados en la investigación es la forma más efectiva para combatir la impunidad, es además una obligación del Estado dar respuesta a los familiares del periodista asesinado”, sostuvo el titular de la SIP en un comunicado.

Temas Relacionados
Aurelio Cabrera

Comentarios