Munícipe: no tengo miedo, cuando te toca, te toca

Estados 07/08/2016 01:27 Julio Loya - Corresponsal Actualizada 01:27

Río Bravo.— Rogelio Villaseñor Sánchez llega puntual a sus labores en la presidencia de Río Bravo, y a pesar de ser el alcalde, lo hace solo, sin equipo de seguridad y sin el convoy de marinos que le fue asignado para protegerlo de cualquier ataque, pues su municipio es uno de los que han vivido sangrientas batallas desde que recrudeció la violencia en Tamaulipas.

Conduce su camioneta tipo Jeep, color gris plata, la estaciona frente a la alcaldía y se baja. Viste ropa vaquera y lentes oscuros, nadie lo acompaña.

“Que pasó, güero, qué anda haciendo por estos rumbos”, dice al reportero, mientras lo rodea una nube de ciudadanos para saludarlo y solicitarle diversos apoyos. A todos los atiende en la entrada de la alcaldía.

En Tamaulipas, la mayoría de los ediles se desplazan rodeados de aparatoso equipo de seguridad, fuertemente armados y con camionetas de blindaje total. Nadie se les puede acercar.

—Alcalde, ¿y su seguridad, no le da miedo andar solo?

—No tengo miedo, el que nada debe nada teme, aparte, cuando te toca, te toca; ando sin seguridad porque la estrategia está rindiendo frutos, vamos avanzando, recobrando la tranquilidad, ya podemos andar tranquilos en la calle, y yo tengo que poner el ejemplo.

Río Bravo se localiza al norte de Tamaulipas y, según el conteo 2015 de Inegi, tiene una población de 126.887 habitantes. Es la octava ciudad más grande en términos de población de la entidad.

Villaseñor asegura que gracias a la colaboración con fuerzas federales y estatales, hoy puede demostrar que en su municipio la estrategia de seguridad está rindiendo frutos.

Confirma que desde hace tres meses dio de baja a su equipo de seguridad, y los recursos que gastaba en esos sueldos hoy los destina para obra pública.

Desde 2010, cuando inició con intensidad la escalada de violencia en Tamaulipas por la ruptura entre el Cártel del Golfo y Los Zetas, en Río Bravo se dan sangrientas batallas.

El edil reconoce que vivieron una etapa muy difícil, pero remarca que desde que inició su administración en 2013, se ha trabajado mucho en seguridad, y a la fecha han avanzado mucho.

Recuerda que para ello se tuvo que iniciar con un trabajo intenso con la federación, pues liquidaron a toda la Policía Municipal, y eso se hizo con recursos que el municipio erogó por más de 25 millones de pesos.

Comentarios