“Quedamos dentro de esta guerra”

Estados 09/07/2016 01:19 Dennis A. García Actualizada 15:49

El pintor sufrió la retención de un grupo de encapuchados en la montaña: “uno ya no sabe si son maestros”

Víctor Robinson, artista plástico por más de 20 años pide no más bloqueos del magisterio, paz y solución al conflicto entre el gobierno y los maestros porque afecta a toda la sociedad en Oaxaca.

Desde su taller donde prepara las piezas que expondrá en los próximos días, alza la voz para pedir solución.

Sobre la Guelaguetza comenta que sería una tristeza que se cancelara, pues es una fecha importante para dar a conocer a nivel internacional quiénes son los oaxaqueños.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Robinson narra que fue víctima de uno de esos cierres de personas encapuchadas en la zona de la montaña, quienes lo retuvieron por siete horas sin saber cuál sería su destino.

Con más de 20 distinciones internacionales, 26 exposiciones individuales, intervenciones en espacios públicos y pintura mural, el artista —reconocido a nivel internacional— llama al diálogo y no a la violencia.

¿Ves alguna solución?

—Si hablamos de maestros entiendo sus necesidades, hay un gran problema en los programas de educación pública que no se adaptan a las necesidades, creo que finalmente es el diálogo y poder conciliar, que no se vuelva un problema político y que sea en pro de la educación.

Tenemos que compartir más que el hecho de la lucha del poder, de crear grupos y violencia, debemos regresar a los círculos virtuosos que son la convivencia, los usos y costumbres que los llevamos como bandera en todo el mundo.

¿Habrá Guelaguetza?

—Es una pregunta que todos nos hacemos; vivimos día a día pensando que sí, al otro día creo que no, así estamos a cada momento, pero hay que trabajar y no nos resta más que seguir luchando y trabajar el doble para poder llegar a realizarla, es momento de sumarnos. Por un momento dudé un poco en participar, pero creo que lo debemos hacer.

¿Qué pasaría si no se festeja?

—Sería muy doloroso, se me enchina la piel porque son años de un trabajo, es un símbolo para los niños, los padres, para las regiones de Oaxaca que conservan tradiciones, porque es el momento de mostrar con todo el orgullo quiénes somos y entonces sería muy doloroso para todo el pueblo oaxaqueño que no haya Guelaguetza, ni siquiera lo puedo concebir.

¿Sufriste alguna situación con los bloqueos?

—Ya no sabemos si son maestros, padres de familia, gente que viene de fuera. Cuando hay un bloqueo y sabes que son maestros los respetas aunque estés harto, pero llega el momento que no sabes qué está pasando. Tuve una experiencia muy fuerte: me tocó un retén en la zona de la montaña y fue muy complejo porque me tuvieron mucho tiempo retenido gente encapuchada y no sabes qué es lo que está pasando. Hay un gran descontrol, molestia, coraje y muchos intereses; hambre de poder. No se vale aprovecharse de movimientos sociales para ser oportunista.

¿Cuál es la situación para los artistas a partir de los bloqueos ?

—Vivimos una situación como toda la gente, pero somos un sector que nos quedamos en medio porque no compaginamos con las ideas tan radicales de la izquierda, pero tampoco vemos bien lo que hace el gobierno, vemos deficiencias, quedamos dentro de esta guerra; es un castigo psicológico el hecho de salir y no sabes si vas a poder trabajar. En cuanto al área artística nos pega igual con la incertidumbre si vamos a poder vender, exponer, de repente bloquean todo el estado y no puedes salir.

Temas Relacionados
Víctor Robinson

Comentarios