Caravana por la Paz de Honduras llega a Guerrero

Unos 50 integrantes de esta caravana se concentraron en la plaza cívica de Chilpancingo para después seguir su viaje a Nueva York; exigen el fin de secuestros, desaparciones y muertes de migrantes

Estados 09/04/2016 19:49 Juan Cervantes / Corresponsal Chilpancingo, Gro Actualizada 19:49

La Caravana por la Paz, la Vida y la Justicia, proveniente de Honduras con rumbo a la ciudad estadounidense de Nueva York, arribó a esta capital donde fueron recibidos por diversas organizaciones que igualmente reclaman la presentación con vida de familiares desaparecidos, alto a la violencia y el fin de la criminalización en contra de quienes luchan por la paz.

Unos 50 integrantes de esta caravana se concentraron en la plaza cívica de Chilpancingo.

Los integrantes de esta caravana que salió el 28 de marzo de este año, desde Tegucilpa, Honduras lo conforman ciudadanos de ese país, de El Salvador, Colombia y Guatemala. Su objetivo es llegar a NuevaYork el 18 de este mes.

Demandan a los gobiernos centroamericanos y de México que les presenten a sus hijos, hijas, padres, esposos, que están desaparecidos, e hicieron mención de los 43 normalistas desaparecidos por quienes, incluso, derramaron lágrimas.

La caravana contó con el apoyo de integrantes de la CETEG, la organización denominada Taller de Desarrollo Comunitario y el Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero, con quienes exigieron la presentación con vida de sus familiares y que termine la guerra de las drogas.

La señora Marisela Orozco Montalván, a quien la violencia que se vive en Veracruz le arrancó de su lado a uno de sus hijos al ser secuestrado y ejecutado, pese haber pagado el rescate exigido, dijo que han visto lo que es el mismo dolor en todos lados por la guerra contra las drogas, en la que pagan con sus vidas seres inocentes.

Dijo que en todos los países de Centroamérica, lo mismo que en México, los gobiernos utilizan el pretexto del combate a las drogas para desaparecer, asesinar y encarcelar a gente inocente y para “tener a más militares y policías en las calles, pero no para terminar con las drogas y la pobreza, lo hacen para darle más riqueza a los caciques y los líderes”.

Pidió a los gobiernos de México y de Centroamérica “que ya paren esta guerra inhumana, que se pongan a pensar que ellos también tienen madre, esposos, esposas, hijos y que por favor se pongan en nuestros zapatos y ya paren tantos desaparecidos, secuestrados y asesinados”.

Comentarios