Habitantes de Cancún frenan relleno de vegetación en zona turística

La asociación civil “Poder Ciudadano” interpondrán una denuncia popular ante la Profepa por las obras y actividades realizadas en un ecosistema asociado a vegetación de manglar

Estados 11/04/2016 00:14 Adriana Varillas / corresponsal Cancún, Q. Roo. Actualizada 00:14

Un grupo de ciudadanos frenó hoy el relleno de vegetación asociada a ecosistemas costeros, entre ellos, humedal, en un terreno que posee una pequeña laguna interior y está ubicado al final de la zona turística de Cancún, en donde diversos camiones arrojaban material y escombros, mientras un trascabo removía la cobertura vegetal.

La señal de alerta fue emitida por residentes, quienes difundieron lo ocurrido a través de redes sociales; algunos más comenzaron a desplazarse hasta el sitio, localizado a la altura del kilómetro 28 de la zona hotelera, en la colindancia con la carretera federal que conduce a Playa del Carmen.

En la entrada del sitio un grupo de personas formó una valla humana, al tiempo en que tomaban fotografías y video para documentar lo sucedido; también pidieron el auxilio de elementos de Seguridad Pública de Cancún, quienes se presentaron para atender la denuncia, tomaron los datos del personal que participaba de las actividades de relleno y les preguntaron si poseían permisos.

El abogado Carlos Gamboa, quien ha promovido diversos amparos para impedir la construcción de obras en el polígono de Malecón Tajamar, se presentó en el lugar y conminó a los trabajadores a marcharse a riesgo de que estuviesen incurriendo en un delito ambiental de no contar con permisos.

Después de que los trabajadores se retiraron, los ciudadanos colocaron piedras, troncos y llantas. Beatriz L.M., acompañada por Beatriz S. dijo en entrevista que durante los trabajos de la maquinaria se pudo observar la presencia de garzas y otro tipo de aves, así como fauna silvestre en el terreno, que además colinda con una laguna.

Integrantes del movimiento “Salvemos Manglar Tajamar” (SMT) comenzaron a precisar la ubicación exacta del sitio para indagar el tipo de vegetación afectada, los ecosistemas involucrados y si colinda o no con las más de cuatro mil hectáreas declaradas por el entonces presidente de la República, Felipe Calderón, como Área Natural Protegida “Manglares de Nichupté”.

Esta noche la asociación civil “Poder Ciudadano” se presentó en el lugar con un biólogo, una abogada y un fotógrafo y adelantó que interpondrán una denuncia popular ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por las obras y actividades realizadas en un ecosistema asociado a vegetación de manglar, aunque no necesariamente sea mangle.

Sin embargo, al ser un ecosistema costero, la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (Legeepa) y la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable obligan a que cualquier actividad u obra que se desarrolle ahí, cuente con autorización de impacto ambiental y cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

La presidenta de la organización de líderes jóvenes, Paola Moreno Córdova, indicó que la denuncia será interpuesta mañana, en el transcurso del día y subrayó que la Profepa está obligada a realizar una inspección en el sitio para determinar si el desarrollo de obras cuenta o no con permisos.

“No sabemos todavía si se trata de manglar, al parecer es un humedal, pero lo que sí es claro es que es un área asociada a vegetación costera, protegida por la Norma Oficial Mexicana 022, la Norma Oficial Mexicana 059 y el artículo 60 TER de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS).

En el perímetro que rodea el terreno de 8 mil 335 metros cuadrados, fueron colocados algunos anuncios que indican que la propiedad está en venta para desarrollar un hotel.

Comentarios