14 | NOV | 2019
El evento se llevó a cabo en el salón Chichén Itzá del Centro Internacional de Convenciones Yucatán Siglo XXI; el platillo fue degustado por más de 32 mil comensales (LORENZO HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)

Recuperan Guinness en guiso de cerdo

07/03/2016
01:35
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
Mérida
-A +A
Con seis toneladas de cochinita pibil, Yucatán logra hazaña; la entidad rompió el récord en 2013 pero Filipinas la superó

[email protected]

Yucatán recuperó el Récord Guinness del guiso de cerdo más grande del mundo al preparar este domingo seis toneladas con 659.45 kilos de cochinita pibil, tradicional comida que fue degustada por más de 32 mil comensales en el Centro Internacional de Convenciones Yucatán Siglo XXI.

El récord estaba en manos de Filipinas, que preparó un guiso de más de cuatro toneladas en 2015.

El maratónico proceso para cocinar más de seis mil kilogramos de cochinita inició la tarde del sábado y fue necesario el apoyo de más de 200 personas para preparar y verter el producto en 92 grandes latas desde donde se sirvieron más de 128 mil tacos en platos, con cuatro piezas cada uno.

La nueva marca mundial se hizo oficial una vez que la certificadora de Récord Guinness Evelyn Carrera, quien estuvo presente en el evento, cubrió los protocolos de pesaje. El evento tuvo el patrocinio de la Fundación Produce.

Sin embargo, aún quedaba pendiente corroborar que el guiso fuera consumido en su totalidad para tener la certificación completa.

El estado de Yucatán estableció en 2013 el primer récord con tres toneladas y 94 kilos, el cual fue superado por Filipinas en 2015.

La cantidad de guisado hizo que el recinto de exposiciones se llenara del aroma del platillo, cuya elaboración fue supervisada por la maestra cocinera Miriam Peraza Rivero, quien también coordinó la entrega de los tacos a los miles de personas que abarrotaron el salón Chichén Itzá de ese recinto, para formar parte de esta experiencia.

La mano detrás de la marca. Miriam Peraza Rivero, la mano detrás del nuevo Récord Guinness, es todo un ícono de la cocina yucateca y uno de los baluartes en la preservación del patrimonio gastronómico.

Nacida en esta ciudad, pero con un marcado origen vallisoletano, Peraza Rivero platicó que ella nació entre fogones y comales, con los olores y sabores tradicionales de Yucatán, lo cual desde muy temprana edad despertó su pasión por la cocina.

Sin embargo, fue hasta hace cuatro años cuando su vida dio un giro, pues abrió el restaurante Manjar Blanco en las inmediaciones del popular Barrio de Santa Ana, negocio que desde un principio se volvió uno de los favoritos de los comensales.

Su apego a las recetas tradicionales y su reconocida sazón no tardaron en llamar la atención de personajes de la vida política y cultural, por lo que hoy este restaurante es considerado uno de los sitios que cualquier visitante nacional o extranjero debe conocer.

Ese reconocimiento pronto valió para que Peraza Rivero sea considerada una auténtica centinela de los sabores de la cocina típica yucateca.

“A lo largo de mi vida en la cocina he rescatado por lo menos 300 recetas de guisos yucatecos que hoy están a disposición de quien las necesite”, dijo.

La nueva marca mundial será incorporada al Libro de los Récords Guinness que al año vende más de 100 millones de ejemplares en por lo menos 100 países de todo el planeta.

Con información de Notimex.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios