Honran a policías caídos

La Gendarmería realizó ceremonias luctuosas en memoria de los cinco elementos que perdieron la vida durante un ataque de sujetos armados el 19 de marzo del año pasado en Ocotlán

Elementos de Seguridad Pública federal guardaron un minuto de silencio; en el pase de lista respondieron “¡presente!”, al escuchar el nombre de sus compañeros. ESPECIAL
Estados 20/03/2016 01:57 Morelia Carlos Arrieta Corresponsal Actualizada 08:59

La división de Gendarmería de la Policía Federal realizó ceremonias luctuosas en agrupamientos y despliegues en todo el país en memoria de los cinco elementos que perdieron la vida durante un ataque de sujetos armados el 19 de marzo del año pasado en Ocotlán, Jalisco.

Como parte de estas acciones, Manelich Castilla Craviotto, jefe de la dividión de seguridad, acudió al sitio donde ocurrieron los hechos en Ocotlán, y encabezó un homenaje luctuoso acompañado por el fiscal general de Jalisco, Eduardo Almaguer Ramírez.

Castilla Craviotto recordó que hace un año estaba en estas mismas calles en medio de un ambiente de dolor, y que ahora volvieron al punto “para recordar a cinco jóvenes valientes que dieron su vida por la tranquilidad de los habitantes de la región”.

A la ceremonia acudieron el presidente municipal Paulo Gabriel Hernández, además de representantes del Ejército mexicano y el jefe de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, Raúl Castillejos Solís.

Castilla Craviotto también recordó a los dos civiles que perdieron la vida esa noche y dijo que la mayoría de los autores materiales e intelectuales de estos hechos fueron detenidos o han fallecido al enfrentar a la autoridad.

En Morelia, Michoacán, el homenaje estuvo a cargo del inspector general Rodolfo Martínez Villagrán, quien señaló que la batalla no se debe limitar al combate de quienes atacan a esa corporación, sino también a recuperar la confianza de los ciudadanos.

indicó que si bien, el enemigo armado es el criminal, el mejor aliado de la seguridad pública es el ciudadano de a pie, que lo único que busca es una esperanza de aliento y de respiro, ante la sofocante tarea de la delincuencia, empecinada en lacerar a quienes sólo buscan sacar adelante a sus seres queridos con honradez y esfuerzo.

“Los niños, las mujeres, los hombres y los jóvenes tienen que creer, confiar en nosotros, y vernos con el rostro real de nuestros legados y de nuestra misión, porque sólo con sacrificio, lealtad, disciplina, honor, dignidad autoridad y moral, podremos acabar, juntos, con los arteros asesinatos hacia quienes damos la vida por la nación”, indicó.

“A un año del ataque, recordemos pues, que por cada asesinato de nuestros compañeros, debe surgir la confianza y la alianza de millones de ciudadanos en nuestra policía y esa es nuestra tarea; sobre todo, para que sepamos que ha valido la pena dar la vida, a cambio de la paz y la tranquilidad de nuestras familias, de nuestros mexicanos y de nuestra nación, resaltó finalmente Martínez a sus elementos.

Conforme a la instrucción, tanto en el Monumento al Policía Federal Caído instalado en el Centro de Mando en Iztapalapa, como en las distintas sedes en las que se cuenta con despliegue de la División de Gendarmería, se desarrollaron ceremonias luctuosas.

Comentarios