Suscríbete

Niño sufre quemaduras al hundirse en un polvo blanco

Un menor de 6 años recolectaba botellas en Guanajuato cuando subió a una colina donde se cree fue esparcido material peligroso; se le venía la piel cuando le quitaban la ropa

En la revisión del predio, la temperatura en elmontículo alcanzó 253 grados centígrados. /Xóchitl Álvarez - EL UNIVERSAL
Estados 16/03/2016 20:56 Xóchitl Álvarez / Corresponsal Silao, Gto. Actualizada 21:16

Un niño de 6 años sufrió quemaduras en las piernas y brazos que le ocasionaron el desprendimiento de la piel cuando recolectaba botellas de plástico al hundirse en un montículo de tierra cubierto con un polvo blanco, en un terreno ubicado frente al Puerto Interior.

El menor Sander Manuel ingresó al área de pediatría del Hospital General Regional, en donde se encuentra delicado. En las siguientes horas podría ser trasladado al Centro Estatal de Cuidados Críticos para quemados, de Salamanca.

El lunes, después del mediodía el menor caminaba con su madre en los alrededores de la comunidad de Loma Plan de Los Sauces y al ver una botella de plástico se “subió a la tierra con la intención de recoger un envase”, resultando con quemaduras en extremidades superiores e inferiores.

El abuelo del menor, Marcelino Rodríguez, comentó que a su nieto se le venía la piel cuando le quitaban el pantalón.

Al ver al niño que se dolía de las quemaduras su madre lo llevó al Hospital Civil y otros familiares se comunicaron a los servicios de emergencias temerosos de que Sander hubiera entrado en contacto con material tóxico confinado, en un predio cercano a un abrevadero de la comunidad Loma Plan de Los Sauces.

Mayra Cristina Rodríguez Ontiveros, tía del niño lesionado, se comunicó al Centro Estatal de Gestión de Emergencia en donde reportaron la presencia de “un material peligroso” esparcido en montones en un área de 3 metros por 8 metros.

Este miércoles personal de Protección Civil del estado, Bomberos de Silao y Ecología Municipal se presentaron en el lugar de los hechos, cubiertos con equipo de seguridad para recolectar muestras de la tierra y polvo.

En la revisión del predio realizaron la medición de la temperatura en un montículo, que alcanzó los 253 grados centígrados.

“Se detectó un material tipo polvo color blanco en la parte superior y en la inferior color negro, siendo el área un terreno abierto”, reportó Protección Civil.

El personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) no se presentó en el lugar, aunque se le requirió por habitantes del poblado.

Comentarios