Expertos ligan a nuevo cártel con repunte de la violencia

Célula criminal se dio a conocer después de la victoria en urnas de El Bronco; "grupos delincuenciales, agresivos y poco inclinados a la negociación"

Estados 16/01/2016 01:44 David Carrizales / Corresponsal Actualizada 01:45
Guardando favorito...

[email protected]

Desde hace seis meses no se presentaban en Nuevo León ejecuciones masivas como la de la noche del 9 de enero en Santa Catarina, cuando fueron abatidas a balazos siete personas, entre ellas tres menores.

El repunte de la violencia ligada al crimen organizado estaría vinculado, según autoridades municipales y especialistas, a las actividades del nuevo Cártel del Norte, que se dio a conocer después del triunfo de Jaime Rodríguez Calderón y se recrudece a cuatro meses de que inició su gestión.

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón y el procurador Roberto Flores Treviño afirman que los hechos violentos en lo que va de enero, que incluyen 14 ejecuciones del crimen organizado y la muerte de dos presuntos sicarios en un enfrentamiento con Fuerza Civil, son resultado de disputas entre pandillas de narcomenudistas.

Para el alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza (PAN), el repunte de la violencia tendría como explicación el surgimiento de un nuevo grupo delictivo (Cártel del Norte), que se habría formado con ex integrantes de Los Zetas, y entró en confrontación con otros grupos que operan en la entidad.

Tampoco descartan disputas internas en el Cártel de Sinaloa tras la detención y previsible extradición de Joaquín, El Chapo, Guzmán.

Además de dicha organización delictiva, de acuerdo a Fernández Garza, presuntamente tienen presencia en Nuevo León el Cártel de Sinaloa, Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Beltrán Leyva, Cártel del Golfo y Los Zetas.

Incluso en los últimos meses han aparecido en municipios metropolitanos mantas con mensajes contra integrantes del Cártel del Golfo y Los Zetas, firmadas por un supuesto Cártel del Noreste o del Norte, que dice tener presencia en Coahuila y Zacatecas.

Grupos violentos. El investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Eleocadio Martínez Silva, considera que a la entidad le ha tocado sufrir la presencia de grupos delincuenciales poco inclinados a la negociación que han disputado, con extrema violencia, territorios y mercados.

Así que mientras tengan actividad, podría decirse que la violencia llegó para quedarse, con sus altas y bajas.

Desde hace seis meses no se presentaban ejecuciones masivas como las del 9 de enero en Santa Catarina, donde murieron siete personas.

El antecedente de una masacre similar había ocurrido el 19 de junio de 2015, cuando un grupo armado sometió y acribilló, con armas de grueso calibre, a 10 empleados de una agencia comercializadora de cerveza en el municipio de García.

En los primeros 13 días del año hubo 15 ejecuciones del crimen organizado y dos presuntos sicarios fueron abatidos por efectivos de Fuerza Civil en Parás. La noche del miércoles fue ejecutado el portero del bar La Eternidad, el mismo de donde sacaron violentamente, el 26 de enero de 2012, a 11 personas que luego aparecieron sin vida en diversos rumbos de la ciudad.

Según Jesús González Ramírez, vocero de la organización Fuerzas Unidos por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FundeNL), la guerra del narcotráfico ha dejado en la entidad desde 2010 a la fecha, unos 5 mil muertos y 10 mil desaparecidos.

Pero si bien los datos oficiales de ejecuciones relacionadas con el narcotráfico empezaron a bajar en 2014 y 2015, siguen presentándose hechos violentos y desapariciones, y lo único que cambió fue el modus operandi de los grupos delictivos, que si antes se movilizaban en camionetas, ahora actúan más “discretamente”, desplazándose a bordo de taxis, según reconoció durante una reunión con familiares de víctimas de la violencia el ex procurador Adrián de la Garza.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios