Amenazaron a 13 ediles

El gobernador de Morelos, reconoció que se documentaron amenazas previas

Cuauhtémoc Blanco asegura que grupos con intereses políticos y económicos buscan conducir su administración hacia la ingobernabilidad (CIUDADANOS. MX)
Estados 12/01/2016 01:41 Katia Torres Actualizada 09:31

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, reconoció que previo a la toma de posesión de los ediles, el gobierno estatal pudo documentar amenazas contra 13 de ellos y aseguró que el móvil del asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, tiene la intención de “instalar un ambiente de terror” en la entidad.

Indicó que se detectaron amenazas hacia 13 de los 33 alcaldes de Morelos, en las que la delincuencia les exigió rechazar el Mando Único y permitirles designar a los directores de seguridad; además, entregarles los contratos de obra pública, pagar “una renta mensual” en efectivo (10% del presupuesto de cada alcaldía).

Mientras que otro grupo delincuencial planteó, sumado a lo anterior, que se permitiera la realización de espectáculos artísticos y palenques bajo su control absoluto. Sin embargo, no señaló a ningún grupo criminal al cual atribuir las amenazas.

En conferencia, sostuvo que en prevención a esas amenazas, hizo un acuerdo con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el cual fue suscrito 29 de diciembre, y que establecía la integración de 300 elementos de la Gendarmería y de la Policía Federal, a la seguridad estatal coordinados por el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Explicó que este plan de seguridad corresponde al denominado Operativo Delta, aunque no específico si también incluía seguridad personal para los alcaldes amenazados.

Afirmó que establecer el Mando Único el 3 de enero —en el que se incluía por decreto a los 15 municipios más conflictivos del estado —fue un acto de autoridad, no de autoritarismo”, y a pesar del “desafío de los actores políticos” del estado que lo rechazaban, desde 2013 se han reducido los delitos.

Insistió que el Mando Único es un modelo ejemplar que adoptan otras entidades en crisis, es el caso del gobernador de Michoacán y próximamente en Guerrero, y advirtió que no se volverá al pasado donde los delincuentes eran dueños de las calles, “no daremos ni un paso atrás”.

Previamente en la conferencia , el fiscal general del estado, Javier Pérez, hizo una presentación con diapositivas para detallar cómo, “gracias a los policías que pertenecen al Mando Único estatal”, se logró en 20 minutos la detención de tres de los asesinos y la muerte de dos más.

Insistió en la versión de que el asesinato de la alcaldesa fue ordenada por el grupo delictivo de Los Rojos, que “realizó acciones intimidatorias en contra del gobierno del estado, al arrojar un cuerpo desmembrado a escasos metros de la Comisión Estatal de Seguridad Pública”.

Comentarios